Actualizado 15/03/2011 19:01:29 +00:00 CET

Japón.- Unidades de trasplantes de hospitales europeos están listos para ofrecer su ayuda si aumenta la radiación

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Europeo de Trasplante de Sangre y Médula Ósea (EBMT, en sus siglas en inglés) ha alertado a los más de 3.000 médicos y 500 unidades especializadas en trasplante de médula ósea que forman esta entidad para que estén preparados en caso de que aumente el nivel de radiación en Japón.

Así lo ha asegurado el presidente de esta entidad, el profesor Alejandro Madrigal, del Royal Free Hampstead NHS Trust de Londres (Reino Unido), quien destaca que "están pidiendo a todos los centros que informen de su nivel de capacidad y respuesta a fin de hacer una estimación de los recursos disponibles".

"No está claro cuándo Japón puede necesitar ayuda", explica este experto en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press, si bien recuerda que muchos centros tienen planes y protocolos listos para actuar.

Se estima que entre 20 y 30 trabajadores de la planta nuclear de Fukushima podrían necesitar tratamiento. No obstante, matiza Madrigal, cada centro decidirá si acepta o no realizar alguna ayuda directa o acoger algún paciente.

En este sentido, el presidente de la Comisión para Accidentes Nucleares de la EBMT, Ray Powles, explica que ya se han puesto en contacto tanto con las autoridades locales como con la Organización Mundial de la Salud (OMS), al tiempo que han elaborado un consenso para unificar las pautas de atención de quienes hayan quedado expuestos a niveles elevados de radiación.

"Si los trabajadores han estado expuestos a niveles dañino, apenas contamos con unos días para planificar su tratamiento antes de que comiencen a empeorar", explica este experto.

La atención de estos pacientes, en función de su grado de exposición, podría variar desde el uso de antibióticos a una trasfusión de sangre y plaquetas o un trasplante de médula, "no muy diferente al tratamiento de la leucemia", añade.