Publicado 25/05/2020 17:33:10 +02:00CET

La Fundación Instituto Roche (FIR) elabora el documento 'Hablando sobre Inteligencia Artificial'

Inteligencia Artificial para la salud mental
Inteligencia Artificial para la salud mental - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SEFA OZEL - Archivo

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Instituto Roche (FIR) ha elaborado el documento "Hablando sobre Inteligencia Artificial", segundo de esta colección, con el objetivo de acercar la inteligencia artificial (IA) a la población general y generar conocimiento sobre la medicina del futuro.

"Para la Fundación Instituto Roche, contribuir al desarrollo de un sistema sanitario innovador y sostenible es fundamental y la IA es una herramienta clave con numerosas aplicaciones en ámbitos diversos como educación, formación, comercio y, cómo no, salud y biotecnología", ha dicho la directora gerente de la Fundación Instituto Roche, Consuelo Martín de Dios.

Con este telón de fondo, la fundación ha recordado los beneficios que se pueden extraer de su utilización y que todo su potencial se irá demostrando en el futuro, tal como se recoge en la tercera de las reflexiones virtuales de la iniciativa '#FIRmásallá' de la Fundación Instituto Roche, en la que el subdirector general de Inteligencia Artificial y Tecnologías Habilitadoras Digitales de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Fernando Martín, a propósito de la pandemia por coronavirus, revisa el papel de la inteligencia artificial en la salud pública.

Hasta hace relativamente poco tiempo, había dificultades para el almacenaje y análisis de grandes cantidades de datos que permitiesen nutrir a los diferentes sistemas de inteligencia artificial y, por tanto, obtener conclusiones de valor.

La inteligencia artificial tiene numerosas aplicaciones: en la práctica clínica, para la realización de diagnósticos más precisos y la elección de tratamientos específicos; en la investigación biomédica y traslacional, para la identificación y desarrollo de nuevos fármacos; y en salud pública, para el hallazgo y la predicción de riesgos, como ya se está llevando a cabo en algunos países para el rastreo de contactos de personas infectadas por coronavirus.

"Sin embargo, a pesar del gran desarrollo de tecnologías basadas en inteligencia artificial en Medicina, debemos ser cautos y recordar que todavía queda mucho para su absoluta implantación en la clínica de forma generalizada", ha zanjado la directora gerente de la Fundación.

Para leer más