Publicado 27/11/2020 12:04CET

Expertos abogan por complementar la telemedicina con el modelo presencial para "no perder el componente humano"

Los Expertos Participantes En La Quinta Edición De Diálogos PHC
Los Expertos Participantes En La Quinta Edición De Diálogos PHC - ROCHE

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La implantación de la telemedicina se ha acelerado en estos últimos meses a causa de la pandemia de Covid-19, pero "ha llegado para quedarse y que tiene que seguir evolucionando", según han manifestado los expertos participantes en la quinta edición de Diálogos PHC, un foro de debate organizado por Roche, quienes han añadido que "lo ideal es una atención que combine la modalidad presencial y la telemedicina, dando también la libertad de elegir al paciente, ya que nunca se debe perder el componente humano".

Uno de estos expertos, el presidente de la Federación Española de Hemofilia (Fedhemo), Daniel-Aníbal García, ha señalado que la telemedicina en España es "muy mejorable", porque durante mucho tiempo ésta ha pivotado sobre el voluntarismo y el sobresfuerzo de los propios profesionales y eso es un error del sistema sanitario.

"También la telefarmacia ha sido muy desigual, por zonas, barrios y comunidades; desde las asociaciones de pacientes hemos intentado apoyar en esta labor, así como en el acompañamiento de las personas", ha añadido el presidente. "Pero lo que es una realidad es que la telemedicina ha sido clave para mantener el contacto paciente-profesional sanitario, ayudando a gestionar esta crisis, y que ha llegado para quedarse, pero siempre complementando y nunca sustituyendo a la asistencia presencial", ha expresado.

La telemedicina se lleva desarrollando muchos años bajo el objetivo de garantizar una calidad asistencial equivalente o complementaria a la medicina presencial, pero aportando mayor eficiencia al sistema sanitario. El telediagnóstico, la telefarmacia y el 'home delivery' de medicamentos forman parte de esta telemedicina, algo que afecta sin duda al modo de realizar los ensayos clínicos y a cómo hacer el seguimiento de los pacientes.

La telemedicina ha ido ganando un gran protagonismo en el sistema sanitario, sobre todo en su modo más básico, que serían las consultas telefónicas, evitando así que las personas se hayan tenido que desplazar a los centros sanitarios, reduciendo el riesgo de un posible contagio por el virus, y evitando el colapso en estos centros. "Pero la telemedicina mucho va más allá y constituye uno de los pilares de la medicina personalizada, aportando un amplio abanico de posibilidades en los ámbitos de prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes", ha comentado.

CARTERA DE SERVICIOS Y MARCO LEGAL

En este contexto, el Jefe del Departamento de Neurología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, el doctor Arroyo, ha comentado que el desarrollo de la telemedicina pasa por dos pilares básicos, como son definir la cartera de servicios a la que ésta tiene que dar respuesta, así como adaptarse a las condiciones legales necesarias para garantizar la confidencialidad de los datos de los pacientes.

"Los profesionales deberíamos trabajar en definir los servicios en las cuales es probable que la telemedicina sea superior a la visita presencial. Por ejemplo, tenemos muy claro que para revisar una analítica no es preciso que el paciente se traslade, o que una persona mayor tenga que acudir para ajustar su medicación. Lo primero, por tanto, es perfilar dentro de una lógica qué cartera de servicios podría ser óptima para que los sistemas sanitarios lo fomenten. Y, lo segundo, una telemedicina que se adapte a las condiciones legales, que respete los derechos de los pacientes", ha abundado.

ENTREGA DE MEDICAMENTOS A DOMICILIO

Respecto al servicio de entrega a domicilio de medicamentos o 'home delivery', el doctor Rafael Arroyo lo ha puesto de ejemplo como uno de los servicios que más ha evolucionado durante estos meses: "Los sistemas han sabido responder muy bien en este ámbito. En nuestro centro tenemos muchos enfermos crónicos y se ha hecho un verdadero esfuerzo en poco tiempo para que estos no tuvieran que desplazarse para recibir el tratamiento. Es un servicio que ha mejorado mucho y los pacientes lo han agradecido enormemente".

Por su parte, el presidente de Fedhemo ha reconocido que es cierto que se ha mejorado, pero existen algunos ejemplos de países, como Reino Unido o Irlanda, donde el 'home delivery' de medicamentos ya forma parte de su cartera básica de servicios. "Otro ejemplo es Canadá, un país puntero en telemedicina, que tiene un sistema excelente para asistir a la población de fuera de las zonas de referencia, del ámbito rural; son modelos que pueden servir de ejemplo a España".

IMPACTO EN LA INVESTIGACIÓN

Respecto al papel de la telemedicina en la investigación, el doctor Arroyo ha explicado que esta ofrece la posibilidad de poder observar, explorar a los pacientes en la práctica diaria, para lo que es preciso "invertir en cómo se puede monitorizar a los pacientes desde su casa".

En este ámbito, el presidente de Fedhemo ha subrayado que, pese a todos los beneficios de la telemedicina para la investigación, aún es necesario reconocer más el papel del paciente en la investigación biomédica. "Se debería tener más en cuenta qué variables son importantes para el paciente, sobre todo, en términos de calidad de vida. Los pacientes podemos ofrecer a la investigación una gran cantidad de información de nuestro día a día con la enfermedad. Y la telemedicina, por supuesto, puede ayudar a recoger todos esos datos, pero siempre dentro de un marco regulatorio", concluye.

Para leer más