Actualizado 21/07/2022 15:21

La espera en Atención Primaria mejora ligeramente pero la mayoría de españoles tiene cita después de 11 días

Archivo - Médico Atención Primaria
Archivo - Médico Atención Primaria - PORTRA/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Los españoles esperan una media de 8,88 días para ser atendidos en la Atención Primaria, lo que supone un ligero avance con respecto a marzo (9,01 días), pero la mayoría de los ciudadanos obtiene una cita después de 11 días o más, según los resultados de la segunda oleada del Barómetro Sanitario 2022, que realiza el Ministerio de Sanidad en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El Barómetro Sanitario es una encuesta de opinión de periodicidad anual, lanzada en 1995, que realiza unas 7.800 entrevistas domiciliarias a personas de 18 y mas años, en todas las provincias españolas. Esta segunda oleada de 2022 se ha realizado en el mes de junio con 2.584 entrevistas, mientras que la primera se hizo en marzo.

El nivel de satisfacción de los españoles con el sistema sanitario publico se sitúa en junio en 6,29 puntos sobre 10, frente a 6,46 en la primera oleada de marzo.

En general, el funcionamiento del sistema sanitario en España recibe una valoración positiva del 58,5 por ciento de la población general (el 14,5% de los españoles cree que funciona bastante bien y el 44% bien, aunque necesita cambios). Si se compara con la primera oleada de 2022, sin embargo, se ha producido un descenso de 4 puntos porcentuales.

Se mantiene el porcentaje de españoles que opina que la sanidad publica española 'necesita cambios fundamentales, aunque algunas cosas funcionan' (25,0% vs. 25,5%) y alcanza un 15,2 por ciento (11,3% en marzo) la opinión de que el sistema sanitario público 'funciona mal y necesita cambios profundos'.

La percepción de la población general sitúa a las urgencias del 061/112 y la asistencia a pacientes ingresados en hospitales públicos, con 7,37 y 7,19 puntos, respectivamente, como los servicios mejor valorados.

En el caso de las consultas de Atención Primaria es de 6,29 puntos, manteniéndose respecto a la primera oleada (6,29). En cambio, desciende la valoración de las consultas de atención especializada, situándose en 6,14 puntos (6,27 en marzo), así como la de urgencias de hospitales públicos (6,21 vs. 6,48) y la de ingreso y asistencia en hospitales públicos (7,19 vs. 7,29).

ATENCIÓN PRIMARIA: MEJORA LEVE EN ESPERA PERO BAJA LA CALIDAD ASISTENCIAL

El 25,4 por ciento de los españoles que pidió cita fue atendido por su médico de Atención Primaria el mismo día o al día siguiente, un ligero avance frente al 23,7 por ciento de marzo.

El resto de los ciudadanos tuvo una espera media de 8,88 días, mejorando ligeramente respecto a la primera oleada: 9,01 días. El 78,8 por ciento de los usuarios de Atención Primaria valora positivamente la atención recibida, lo que supone un retroceso en comparación con la primera oleada: 80,4 por ciento.

Los aspectos mejor valorados son la confianza y seguridad que transmite tanto el personal de Enfermería como el personal médico que, con una puntuación de 7,9 y 7,7, respectivamente, presentan valores prácticamente idénticos a los de marzo.

Igualmente, la encuesta también ha preguntado a los ciudadanos cuál ha sido el principal motivo por el que los ciudadanos no pudieron tener una consulta con su médico de Familia.

En primer lugar, se sitúa que le dieron cita para muchos días después y ya no lo necesitó (43,1%), por delante de que directamente no consiguió contactar con el centro (28,8%). El 8,3 por ciento de los españoles pensó que los centros de salud estaban muy saturados y se fue a Urgencias. Un 5,7 por ciento no fue atendido o no le daban cita.

El 73,5 por ciento de los encuestados ha acudido a un médico de Atención Primaria de la sanidad pública en el último año, frente al 71,8 por ciento en la primera oleada. De ellos, un 30,9 por ciento refirió haber sido atendido por teléfono en su última consulta, lo que supone un descenso en la utilización de esa vía de nueve puntos porcentuales respecto a la primera oleada (39,8%).

El 84,8 por ciento declara que consultó por problemas de salud habituales y el 14,6 por ciento por problemas relacionados con la COVID-19, frente al 83 y 16,4 por ciento, respectivamente, en marzo.

ATENCIÓN ESPECIALIZADA E INGRESO HOSPITALARIO

El 82,1 por ciento de los usuarios de la atención especializada valora positivamente la atención recibida, sin cambios significativos respecto a la primera oleada. Los aspectos mejor valorados por sus usuarios son la confianza y seguridad que trasmite el personal médico (7,9) y la información recibida sobre su problema de salud (7,8) en las consultas especializadas, nuevamente sin variaciones frente a los resultados de marzo.

El 44,4 por ciento de los españoles ha tenido una consulta con un especialista de la sanidad pública en los últimos 12 meses, frente al 41,2 por ciento de la primera oleada. El acceso se ha producido por derivación del médico de Atención Primaria en el 40,8 por ciento de los casos y por citación del propio especialista de una consulta sucesiva en el 56,4 por ciento.

En el 97,3 por ciento de los casos, esta consulta se ha realizado por patologías habituales, y en el 2,6 por ciento el motivo se relacionaba con la COVID-19, sin que se hayan observado diferencias en relación a los resultados de la primera oleada.

En cuanto a los ingresos hospitalarios, el 7,2 por ciento ha estado ingresado en un hospital público en los últimos 12 meses, frente al 6,8 por ciento de la primera oleada.

El 39,6 por ciento declara que el último ingreso se produjo de forma programada para cirugía o prueba diagnóstica, el 50,2 por ciento por enfermedad no relacionada con la COVID-19 y el 3,7 por ciento por parto. Estos porcentajes fueron del 49,1, 38,3 y 6,5 por ciento, respectivamente, en el Barómetro Sanitario de marzo.

El 4,5 por ciento de los entrevistados señala que su último ingreso fue por COVID-19, frente al 4,9 por ciento de la primera oleada. El 87,6 por ciento de las personas usuarias de los hospitales públicos valora positivamente la atención recibida durante su ingreso.

Los aspectos mejor valorados son los cuidados recibidos por el personal médico (8,4) y de Enfermería (8,4), que registran un descenso en comparación con la primera oleada: 8,8 y 8,9, respectivamente.

SUBEN LAS CONSULTAS EN URGENCIAS

El 34,7 por ciento de los españoles ha acudido a un servicio de urgencias de la sanidad pública en los últimos 12 meses, frente al 32,2 por ciento del Barómetro Sanitario de marzo.

Los dispositivos de urgencia de Atención Primaria han absorbido el 42,0 por ciento de la demanda en este periodo (44,9% en primera oleada), según los resultados.

Los servicios de urgencia hospitalarios han recibido el 51,0 por ciento de la misma (47,8% en primera oleada) y el 5,8 por ciento ha acudido a un servicio de urgencias tipo 061/112 (4,2%). El conjunto de servicios de urgencias del Sistema Nacional de Salud (SNS) es valorado positivamente por el 74,8 por ciento de las personas que los utilizaron.

Contador