Empresas.- Hospital Sanitas Valdebebas aplicará radiología verde para reducir la huella de carbono, hídrica y de helio

Publicado: lunes, 1 abril 2024 13:47

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Sanitas Valdebebas, que abrirá sus puertas en 2025, aplicará la radiología verde para reducir al máximo la huella de carbono, la huella hídrica y la huella de helio.

El edificio será eficiente, bajo en emisiones y con un consumo de electricidad 100 por ciento de origen renovable, en línea con el compromiso de Sanitas de ser una organización Net Zero en 2040. Su actividad asistencial se enfocará, también, hacia un menor impacto medioambiental.

El Servicio de Radiodiagnóstico será la punta de lanza de este propósito, que incluirá el acceso a las pruebas diagnósticas a través de la nube, la disminución del uso de energía, de agua y de helio, el control sobre la dosis poblacional de radiaciones ionizantes y el reciclaje de los desechos.

"Vamos a emplearnos a fondo en ser un servicio de alta eficiencia energética, disminuyendo el consumo de energía, de agua y también de helio, sin que esto implique un detrimento en el resultado de nuestras pruebas radiológicas", señala la doctora Amparo Esteban, jefa del Servicio de Radiología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja y advisor del área de Radiodiagnóstico del Hospital Sanitas Valdebebas.

"Apostamos por la radiología verde, disciplina que nos permite diseñar, desde el origen, un servicio que apueste por una práctica radiológica sostenible, de manera que podamos minimizar el impacto que generan nuestras pruebas y de ese modo preservar en lo posible el medio ambiente. La radiología es una actividad que precisa de un gran uso de energía y de productos farmacológicos para la producción de estudios y generación de imágenes", explica la doctora Esteban.

Mediante la gestión del ciclo de vida de los equipos de radiodiagnóstico, es posible reducir ese consumo. "En la licitación de los equipos que vamos a necesitar, hemos recurrido al concepto de compra verde, que establece requerimientos y especificaciones medioambientales muy exigentes y rigurosas para asegurar la eficiencia energética, el uso de productos reutilizables, el empleo de energías renovables, la minimización de emisiones y la adecuada gestión de los residuos", ha explicado.

El Hospital Sanitas Valdebebas, por tanto, gestionará desde su apertura los productos farmacéuticos empleados por el Servicio de Radiodiagnóstico, en concreto, los medios de contraste que contienen gadolinio y yodo, para controlar el impacto que estos pueden generar. A juicio de la doctora Esteban, "tenemos que acotar las indicaciones del uso de contraste, limitar el volumen empleado, utilizar envases más grandes que minimizan el desperdicio y reciclar las dosis no utilizadas; sin detrimento de la calidad de imagen y apostando por la seguridad del paciente".

Otro potencial impacto medioambiental que tienen los servicios de Radiología convencionales está relacionado con el uso de radiaciones ionizantes y el aumento de la dosis que reciben los pacientes.

"Minimizaremos su impacto a través de los principios de radioprotección con la adecuada gestión de las dosis individuales, apostando por la seguridad del paciente", ha señalado Esteban.

Para ello, el Hospital Sanitas Valdebebas aplicará el principio de justificación del uso de radiaciones ionizantes. Actualmente, entre el 40 y el 45 por ciento de las pruebas de radiodiagnóstico que usan radiaciones ionizantes no están justificadas.

"Aplicando y respetando las indicaciones clínicas y la ruta diagnóstica, podríamos mejorar sustancialmente esta realidad, recurriendo a otras pruebas como la resonancia magnética y la ecografía. Así, no solo contribuiremos a mejorar la seguridad de los pacientes, que recibirán menos radiación, sino que bajaremos también el impacto medioambiental de nuestra práctica clínica, disminuyendo la dosis poblacional", razona la experta.

Además, para descarbonizar el sistema sanitario, el hospital dispondrá de pruebas diagnósticas a través de la nube, lo que permite reducir el impacto de este acto médico en 94 toneladas de emisiones de carbono al año sin merma alguna en seguridad y accesibilidad.

Contador

Leer más acerca de: