Publicado 20/07/2022 16:46

Desarrollan una vacuna que ofrece una protección superior contra las variantes de ómicron en ratones

Archivo - Vacunación, vacuna, covid-19, coronavirus.
Archivo - Vacunación, vacuna, covid-19, coronavirus. - RECEP-BG/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Yale (Estados Unidos) han desarrollado una nueva vacuna de ARNm que ofrece una protección inmunitaria superior a la de las vacunas de ARNm estándar contra dos subvariantes de ómicron.

La nueva vacuna, denominada 'Omnivax', aumentó la respuesta de anticuerpos neutralizantes contra las subvariantes BA.1 y BA.2.12.1 de ómicron en ratones preinmunizados 19 y ocho veces, respectivamente, en comparación con las vacunas de ARNm estándar, según los resultados del estudio, publicado en la revista científica 'Cell Discovery'.

"Aunque las vacunas actuales de ARNm siguen ofreciendo protección contra la infección de las nuevas variantes, su eficacia disminuye con el tiempo y se vio comprometida debido a las mutaciones que escapan al sistema inmunitario en las variantes emergentes. Queríamos ver si podíamos desarrollar vacunas específicas para cada variante que ofrecieran una protección adicional contra las subvariantes emergentes", explica el autor principal del trabajo, Sidi Chen.

Las vacunas experimentales, desarrolladas en el laboratorio de Chen por un equipo dirigido por el asociado postdoctoral Zhenhao Fang, utilizan nanopartículas lipídicas manipuladas para suministrar ARNm a las células con "instrucciones" para crear proteínas de espiga de las variantes mutantes, que el virus utiliza para adherirse a las células e infectarlas.

La presencia de estos fragmentos virales extraños incita al sistema inmunitario a crear anticuerpos contra el virus. La rápida mutación de las proteínas de espiga en la superficie del virus a lo largo del tiempo ha creado un desfile de subvariantes y les ha permitido atenuar la protección de las anteriores generaciones de vacunas de ARNm desarrolladas por Moderna y Pfizer-BioNTech.

Los investigadores afirman que las vacunas de ARNm con nanopartículas lipídicas modificadas pueden crearse rápidamente. Por ejemplo, la subvariante BA.1 apareció a mediados de noviembre; a mediados de diciembre los investigadores de Yale habían desarrollado una vacuna contra la nueva cepa.

Sin embargo, las pruebas de eficacia de la vacuna en ratones y la revisión del estudio por parte de los expertos no se completaron hasta febrero. En marzo, la subvariante BA.2 se había afianzado como la cepa que circulaba predominantemente en la mayor parte del mundo.

Los investigadores investigaron entonces si la vacuna de la variante ómicron mantiene su superioridad sobre las vacunas estándar contra la BA.2. La nueva vacuna también ha potenciado una respuesta inmunitaria superior a las vacunas estándar en ratones contra esta subvariante.

"Aunque la traslación del nuevo candidato a vacuna de la mesa de trabajo a la cabecera del enfermo requiere pruebas rigurosas en ensayos con humanos, estos estudios preclínicos proporcionan una evaluación exhaustiva e imparcial de un candidato a vacuna específico de ómicron, que se espera que impulse el desarrollo de las vacunas de próxima generación", detalla Chen.

En vista del aumento de las nuevas variantes BA.4 y BA.5, que se han convertido en las más comunes entre los casos de COVID-19, estos investigadores están probando actualmente una nueva vacuna candidata contra estas variantes en ratones.

"Disponemos de un sistema para combatir estas subvariantes emergentes, pero tenemos que ajustar el sistema para responder más rápidamente a las nuevas amenazas para la salud", remacha Chen.

Contador

Más información