Crean un nuevo análisis de sangre capaz de detectar el Alzheimer

Publicado 26/06/2019 15:40:22CET
Análisis de sangre
Análisis de sangrePIXABAY - Archivo

   MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Lund (Suecia), junto a la compañía farmacéutica Roche, han desarrollado un nuevo análisis de sangre que permite detectar si una persona tiene la enfermedad de Alzheimer, si bien todavía hasta octubre no comenzarán a probarlo en las consultas de Atención Primaria.

   Actualmente, los esfuerzos dirigidos para mejorar el diagnóstico del Alzheimer se enfocan en la identificación de acumulación anormal de la sustancia beta-amiloide, la cual puede detectarse en una muestra de líquido cefalorraquídeo o mediante imágenes cerebrales con un escáner de TEP.

   No obstante, estos métodos son costosos y sólo se realizan en los servicios de atención médica especializada, por lo que diversos grupos de investigación trabajan en la búsqueda de herramientas de diagnóstico más simples.

   Precisamente, en el nuevo trabajo, publicado en 'JAMA Neurology' y en el que han colaborado varios centros médicos, los investigadores investigaron si un simple análisis de sangre podría identificar a las personas en quienes el beta-amiloide ha comenzado a acumularse en el cerebro, es decir, las personas con enfermedad de Alzheimer subyacente.

   Para ello, y usando un método "simple y preciso" que los investigadores consideran que es adecuado para el diagnóstico clínico y la detección en los servicios de Atención Primaria, los investigadores pudieron identificar, sobre una muestra de 842 personas con demencia, ancianos sanos y personas con deterioro cognitivo leve de Suecia y otras 237 de Alemania, con un "alto grado de precisión", el beta-amiloide en la sangre.

   El método estudiado por los investigadores fue desarrollado por Roche y es una técnica totalmente automatizada que mide el beta-amiloide en la sangre, con una alta precisión en la identificación de la acumulación de proteínas. "Hemos colaborado con Roche durante mucho tiempo y es solo ahora cuando estamos empezando a alcanzar un nivel de precisión que se puede utilizar en la atención clínica de rutina en todo el mundo", han dicho los investigadores.

   El siguiente paso para confirmar la utilidad de este método es probarlo en una población más grande donde la presencia del Alzheimer subyacente sea menor. "También necesitamos probar la técnica en entornos clínicos, lo que haremos bastante pronto en un importante estudio de Atención Primaria en Suecia. Esperamos que esto valide nuestros resultados", han zanjado los científicos.

Para leer más