Publicado 25/11/2020 14:21CET

Colegios, farmacias y clínicas dentales han incorporado purificadores de aire Philips por la pandemia

Purificador Philips
Purificador Philips - PHILIPS

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Con la llegada de la pandemia de la Covid-19, son ya muchos los centros educativos, farmacias y clínicas dentales los que han incorporado purificadores de aire Philips en sus instalaciones para asegurar un aire limpio de manera continua.

"La calidad del aire que respiramos en el centro escolar, tanto los alumnos como las personas que trabajan en él, se ha convertido en una preocupación adicional para todos, debido a la situación actual que atravesamos", ha dicho la presidenta del AMPA del Colegio Sagrat Cor de Jesús en Terrassa, Raquel Jaén.

Este centro docente, impulsado por una iniciativa del AMPA, ha sido el primero en dicha localidad en incluir en sus aulas purificadores de aire para garantizar mayor seguridad, ya que la ventilación cruzada puede resultar "innecesaria o no conveniente", debido a la llegada del frío.

Otro de los colegios que ha incorporado este sistema es el Lux Mundi-ACYS de Granada. "Ha sido acertada la iniciativa del AMPA de incorporar en todas las aulas y espacios comunes purificadores con filtros HEPA, sobre todo pensando en que con la llegada del frío la ventilación de las aulas se dificulta. Ahora nuestros alumnos están más protegidos", ha reconocido la directora del centro, Carmen Gámez.

En esta situación de pandemia, el escenario adecuado nace de la combinación de la ventilación natural cruzada o provocada por sistemas mecánicos, complementada con un purificador de aire capaz de filtrar las partículas en suspensión de una manera rápida y recurrente. Este objetivo se consigue con la suma de dos factores: un filtro 'HEPA' "eficaz" y la "velocidad y eficiencia" del purificador, medidas por CADR o tasa de suministro de aire limpio.

En concreto, los filtros 'Philips NanoProtect HEPA' están clasificados como filtros HEPA de acuerdo con el estándar estadounidense DOE-STD-3020-2015 de Estados Unidos, una norma que requiere que el filtro tenga una eficiencia de filtración de partículas de tamaño de 0,3 micrones de 99,97 por ciento.

Estos filtros incluidos en toda la gama de purificadores de aire de Philips, se han probado contra partículas más pequeñas que las utilizadas en los estándares anteriores. "Hemos probado con 0,003 micrones todos nuestros purificadores de aire, con una eficiencia de filtración de hasta el 99,97 por ciento", ha reconocido la responsable de negocio de Aire en Philips Iberia, María Nicolás Moure.

La calidad del aire también depende de la tasa de suministro de aire limpio (CADR) que es capaz de entregar un purificador. "Los purificadores de aire de Philips parten, en su modelo más básico, de un CADR de 190 metros cúbicos por hora, capaces de purificar el aire de una estancia de 20 metros cuadrados en tan solo 16 minutos, hasta un CADR de 500 metros cúbicos a la hora, que renueva una estancia de 20 metros cuadrados en menos de 6 minutos", ha apuntado Nicolás.

EFICACIA TESTADA CONTRA LOS VIRUS

Los purificadores de aire de Philips se probaron en el instituto de pruebas 'Airmid' contra el virus de la influenza N1H1, mostrando una eficiencia de eliminación del 99,9 por ciento. "Después de que los virus son capturados en el filtro, se desactivan naturalmente. Esto puede tomar entre varios minutos y varias horas dependiendo de la temperatura ambiente. Es poco probable que los virus se propaguen nuevamente desde el filtro", ha señalado.

Además, Philips incorpora en su gama de purificadores un sensor que analiza la calidad del aire escaneando permanentemente los contaminantes invisibles presentes en el ambiente y detectando incluso los cambios más pequeños en la calidad de la estancia en la que está ubicada en tiempo real.

Para leer más