Publicado 01/12/2020 18:43CET

La cirugía láser de la presbicia permite recuperar hasta el 90% de la capacidad perdida por la vista cansada

Problems with vision when we reading
Problems with vision when we reading - GETTY//MIROSLAV JACIMOVIC - Archivo

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La cirugía láser de la presbicia permite recuperar hasta el 90 por ciento de la capacidad perdida por la vista cansada, según ha comentado el jefe de Oftalmología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, Emilio Dorronzoro, quien diseñado una Unidad de Cirugía Compleja Oftalmológica en el edificio Ana de Austria, situado en las proximidades del hospital.

La presbicia afecta a alrededor de 11 millones de personas en España. "Lo habitual es que a nuestras consultas nos lleguen personas de 40 a 45 años porque empiezan a no ver con claridad los correos electrónicos en su móvil o porque notan visión borrosa tras periodos prolongados ante su portátil", ha apuntado el experto.

En ocasiones, prosigue, puede aparecer antes, sobre todo si la persona tiene hipermetropía o se medica con antidepresivos, antihistamínicos o diuréticos. Ahora bien, a medida que aumenta la edad, también aumenta la prevalencia, dado que el 98 por ciento de las personas con más de 65 años tiene presbicia.

El origen de esta pérdida de visión está en el envejecimiento del ojo. El músculo encargado de acomodar el cristalino para enfocar los objetos que están cerca se debilita y pierde elasticidad. Esto provoca que el ojo no consiga enfocar correctamente y la persona que lo padece suele buscar solución a este problema acudiendo a una óptica para graduarse la vista y comprarse unas gafas sin saber que hay alternativas quirúrgicas seguras y efectivas.

"La cirugía devuelve la capacidad de visión hasta en un 90 por ciento de las actividades que hacíamos antes de la presbicia: leer en el móvil, ver las redes sociales en el ordenador o tablet, conducir, ver la televisión. Quizá necesiten gafas para leer letras muy pequeñas en condiciones de muy poca luz, pero para el resto de actividades normales de su vida, habrá recuperado lo que la presbicia les quitó", ha asegurado Dorronzoro.

El tratamiento con láser modifica la curvatura de la córnea para mejorar la visión de cerca, y al mismo tiempo, permite corregir otros defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Esta opción es "particularmente interesante" para personas jóvenes que no padecen cataratas.

"Es una solución excelente para corregir varios problemas refractivos en una única sesión quirúrgica. Pero también se puede optar con el implante de lente intraocular. Extraemos el cristalino y los sustituimos por una lente multifocal que permite enfocar a todas las distancias. Ambas intervenciones duran apenas unos minutos, son totalmente indoloras para los pacientes y en poco más de dos horas regresan a su vida para empezar con la recuperación que, además, es muy rápida", ha desarrollado el experto.

Una de las características más relevantes de la presbicia es que no se puede prevenir, ya que es consecuencia del envejecimiento. "Naturalmente, recomendamos buenos hábitos de vida para conservar la salud de nuestros ojos durante el mayor tiempo posible: dieta sana y rica en antioxidantes, evitar el tabaco y el alcohol, proteger los ojos del sol, pero si queremos solucionar la presbicia, la alternativa más segura y efectiva es la cirugía. Solemos practicarla a los 50 o 55 años, ya que es el momento idóneo para corregir otros defectos refractivos, pero cada paciente tiene unas características únicas, por lo que lo más indicado es ponerse en manos de su oftalmólogo para que le ayude a decidir", ha zanjado Dorronzoro.

Para leer más