Actualizado 30/01/2008 12:31:50 +00:00 CET

Soria dice que Aguirre intervino directamente en la relación médico-enfermo en el caso de las sedaciones

EP

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, insistió hoy en pedir que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, "se disculpe" por el caso de las sedaciones en el Hospital Severo Ochoa porque, a su juicio, lo que ha hecho el Gobierno regional es "intervenir directamente en la relación médico-enfermo", algo que según Soria, "ni Franco se atrevió" a hacer.

"Intervenir en el acto médico es algo muy serio y aquí lo que ha hecho el Gobierno del Partido Popular es intervenir directamente en la relación médico-enfermo, algo que ni Franco se atrevió (a hacer) y se han atrevido unos responsables democráticos", manifestó en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, en las que Soria aseguró que la denuncia contra el Severo Ochoa es "uno de los atentados más graves que ha sufrido la Sanidad Pública" en su historia, ya que esta decisión "ha cuestionando el valor de los profesionales, un capital humano que tenemos que es excelente".

"Quien ha llevado adelante esa denuncia, quien depositó esa denuncia en el juzgado, quien ha estado calumniando a estos profesionales, creo que tiene la obligación de disculparse, de pedir perdón", aseguró, insistiendo en que la sentencia dice es que estos profesionales "actuaron correctamente en lo humano y profesional".

A su juicio, la tónica del PP es "no dar la cara" y entiende que un político "tiene que dar la cara, a veces dimitir". "No estoy pidiendo la dimisión de nadie; que el PP que se organice internamente como lo considere, pero si en algo uno se equivoca tiene que disculparse y eso le devuelve categoría humana a quien se ha equivocado. No reconocer el error creo que es una pésima estrategia", sentenció.

Para el ministro, "la peor consecuencia de esta denuncia" contra el Severo Ochoa es que muchos pacientes "han sufrido mucho" y que "todavía ahora sufren" porque la decisión de llevar ante los tribunales a estos profesionales "ha hecho que muchos médicos intenten curarse en salud" por miedo a la apertura de un expediente.

"No solamente el doctor Montes, cualquier médico, cualquier jefe de servicio que se posicionase a favor de los ciudadanos y a favor de los médicos era separado de su cargo", denunció Soria, quien recordó que hace tres años, antes de ser ministro, a los pocos días de conocerse el caso se posicionó y dijo que esperaba que de esta actuación del PP "no se derivara en sufrimiento para los enfermos".

Por lo que se refiere a los recientes casos de muertes de pacientes tras intervenciones de reducción de estómago, Soria reiteró que dado que se trata de intervenciones de alto riesgo, "el paciente tiene que estar informado siempre de ello y en esas condiciones minimizarlo y que la calidad de la asistencia sea la mejor posible".

Preguntado por la ley del tabaco y el contencioso con cinco comunidades autónomas por su cumplimiento --"cuatro de ellas gobernadas por el Partido Popular y una por el PSOE", recordó el ministro--, señaló que los tribunales ya le han "dado la razón" al Ministerio en tres. "Si los tribunales nos dan la razón lo que hay que hacer de nuevo es cumplir la ley. Lo que les pido a todos los gobernantes, sean del partido que sean --añadió--, es que piensen en la salud de los ciudadanos".

Finalmente, acerca de la falta de médicos, especialmente en urgencias y pediatría, Soria reconoció que su departamento "ya sabe" cuántos especialistas se necesitan. "Por eso en la última convocatoria MIR, de 7.500 plazas (6.500 para médicos y el resto para farmacéuticos, biólogos y personal de enfermería), y ahí pusimos especial atención en las áreas en las que se empieza a observar un cierto déficit: pediatría, anestesiología, radiología, medicina familiar y comunitaria y cirugía general, y vamos a continuar trabajando".