Actualizado 30/01/2008 17:54:22 +00:00 CET

Aguirre cree un "disparate" las palabras de Soria y dice que su gobierno "hizo lo que tenía que hacer"

EP

VIGO, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, tachó hoy de "disparate" las manifestaciones del ministro de Sanidad, Bernat Soria, en las que criticaba al PP por haber "intervenido directamente" en la relación médico-paciente, en el caso del Hospital Severo Ochoa de Leganés.

El ministro afirmó que esa intervención "es algo a lo que ni Franco se atrevió", unas manifestaciones que la presidenta madrileña se ha negado a valorar hoy, en una rueda de prensa ofrecida en Vigo con motivo de su visita a la ciudad, porque "el señor Soria no para de decir disparates" y, según afirmó, no opinará "sobre disparates". "El señor Soria se responde solito", concluyó.

Esperanza Aguirre explicó que la Comunidad de Madrid "no ha sido ni es parte en este proceso", sino que "se limitó a dar cauce a las denuncias hechas por particulares y asociaciones de pacientes", y que el Gobierno autonómico "pidió que se investigase lo ocurrido".

Asimismo, recordó que la sentencia de la Audiencia Provincial dice que "no hay causalidad" entre las muertes y la actuación de los médicos, que debe retirarse de la resolución judicial el término "mala praxis" y que se tenía que haber investigado. "La Comunidad de Madrid hizo lo que tenía que hacer, cuando llegaron las denuncias, lo puso en conocimiento del fiscal y el juez", añadió.

PETICIÓN DE PERDÓN

Con respecto a las demandas de los médicos afectados por el proceso, de que Esperanza Aguirre pidiese perdón a los ciudadanos por lo ocurrido en el hospital, la presidenta madrileña reiteró que su Gobierno ha hecho "lo que debía" y que los tribunales "dicen que se hizo bien al investigar".

Así, recordó que existe una "sentencia en firme" en la que se determina que el responsable del servicio, el doctor Luis Montes, un "cargo de confianza" que fue destituido a raíz de las muertes en el hospital, "está bien cesado".

Con respecto a la petición de que comparezca Manuel Lamela, actual consejero de Transportes de Madrid y que fue responsable autonómico de Sanidad cuando ocurrieron las muertes en el hospital de Leganés, Aguirre aseveró que este miembro de su gobierno "tiene poco que decir en este asunto", sobre el que ya se ha pronunciado ella misma y el actual consejero de Sanidad.