Actualizado 09/04/2013 14:11:47 +00:00 CET

Sólo el 15% de los enfermos de Parkinson avanzado están recibiendo los tratamientos más adecuados

Pujalte, Gálvez, Delgado y Linazaroso, en la presentación de la camapña de FEP
EUROPA PRESS

En las terapias avanzadas puede haber restricciones "por una cuestión de precios"

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Sólo el 15 por ciento de los enfermos de Parkinson avanzado están recibiendo en la actualidad los tratamientos más adecuados para su estado de salud, según ha asegurado este martes en Madrid la presidenta de la Federación Española de Párkinson (FEP), Mª Jesús Delgado.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Parkinson, que se celebra este jueves, 11 de abril, la federación ha lanzado la campaña de sensibilización y de conocimiento de la enfermedad '!Rompe los mitos del Parkinson!', por la que se van a celebrar más de 40 actos en las calles. En su presentación, Delgado ha lamentado que no se estén ofreciendo las terapias más avanzadas a los pacientes, "al ser más caras".

Por ello, expresa que el martes, 2 de abril, se reunieron con la secretaria general del Ministerio de Sanidad, Pilar Farjas, y le comunicaron su "preocupación, tras lo que ésta prometió estudiar las solicitudes de la federación.

A su juicio, éstas se han tenido que modificar a causa de los recortes, las cuales eran "incluir la rehabilitación en la Cartera básica, realizar estudios epidemiológicos e impulsar la investigación". Por ello, se ha dado "un paso atrás", centrándolas en el derecho de los pacientes a obtener "el tratamiento más adecuado", en lo que se incluye la necesidad de terapias de rehabilitación con "fisioterapeutas, psicólogos y logopedas", sostiene.

En este sentido, explica que los pacientes de esta enfermedad "incurable, crónica e invalidante" ahora reciben receta por principio activo, lo que hace "que cambie la forma de la pastilla cada mes". Esta situación afecta a la adherencia al tratamiento, ya que "la mayoría de los pacientes dejan de tomar la medicación y algunos la toman dos veces".

LOS GENÉRICOS NO PRODUCEN AHORRO

Para Delgado, es "indiferente" la marca, pero no que se les administre la terapia más adecuada para cada paciente, ya que lo contrario puede hacer "que estén mal medicados y que afecte a su salud". Además, explica que "ni siquiera se produce un ahorro", ya que un paciente mal tratado "sufre otras patologías, como "ansiedad, depresión o caídas" que provocan ingresos hospitalarios y el consumo de otros fármacos.

En la misma línea se muestra la directora general de FEP, María Gálvez, que incide en la necesidad de conservar el tratamiento actual de cada paciente, siempre que éste le esté beneficiando. A ello, añade que todos los fármacos convencionales, a excepción de uno, han igualado su precio al de los genéricos, por lo que "no tiene sentido" recetar por principio activo.

Además, sostiene que se están produciendo diferencias en el acceso a estos fármacos según la comunidad autónoma de residencia del paciente de Parkinson, problema que se agrave por la no atención de pacientes de una región a otra. Algunas de estas comunidades son País Vasco y Extremadura, en las que las terapias avanzadas "no se dispensan o se dispensa sólo alguna de ellas".

Éstas son la cirugía de implante de estimulación subtalámica bilateral, y las infusiones intraduodenal de 'Duodopa' y subcutánea de apomorfina; que representan todas ellas un coste "superior a los 50.000 euros", asegura el presidente de la Fundación Inbiomed, el doctor Gurutz Linazaroso. Como ejemplo, expone que la primera sólo se aplica "en una veintena de hospitales" del territorio nacional.

"En estas tres puede estar habiendo restricciones por una cuestión de precios", continúa el experto, que señala que no es una cuestión de indicación del médico, sino "un problema de burocracia posterior". Sin embargo, y en coincidencia con Delgado y Gálvez, sostiene que los estudios de farmacoeconomía evidencian que "merecen la pena", ya que la mejora en la calidad de vida que se asocia a estas terapias "conlleva menor necesidad de otros fármacos y, en algunos casos, "recuperación de la actividad laboral".

EL 20% DE LOS ENFERMOS TIENE MENOS DE 50 AÑOS

Linazaroso lamenta que en algunos hospitales "a lo mejor sólo puedan poner 'x' tratamientos al año", lo que les obliga "a seleccionar al mejor candidato posible que pueda beneficiarse con la terapia". No obstante, expone que en los medicamentos convencionales, como las formulaciones de lemodopa o los agonistas dopaminérgicos, se está "al mismo nivel" que en el resto de países.

Por estos motivos, y para dar a conocer la enfermedad, se ha dispuesto esta campaña que quiere acabar con mitos como los de que "lleva al aislamiento, que es mortal, que el temblor es el único síntoma o que sólo afecta a mayores", explican. De hecho, sostiene que "el 20 por ciento de los enfermos tiene menos de 50 años".

En cuanto a los síntomas, éstos son "rigidez muscular, depresión, dolor o trastornos en el habla y el movimiento", afirman. No obstante, la esperanza de vida es similar a la de una persona libre de enfermedad, por lo que los enfermos conviven con la patología muchos años.

Actualmente, 150.000 personas conviven con ella, de los cuales 30.000 no están diagnosticados. Esta coyuntura la achacan los expertos a que, en los pacientes jóvenes no se piensa que puedan tener Parkinson; mientras que en los mayores "se confunde con el envejecimiento".

Para dar voz a todo ello, la FEP se ha valido de la colaboración del cómico Iñaki Urrutia, la periodista Raquel Martos, el exciclista Miguel Indurain y la actriz María Pujalte. Para ésta última, que ha contado con tres personas enfermas de Parkinson en su familia, es "importante" que el paciente conozca su enfermedad para que sepa manejarla "y tome las riendas de su vida".

181445.1.260.149.20130409141147
Vídeo de la noticia