Publicado 02/06/2022 12:54

La sanidad privada reclama la colaboración público-privada para acabar con "la pandemia" de las listas de espera

El secretario general, Luis Mendicuti, y el presidente de ASPE,  Carlos Rus.
El secretario general, Luis Mendicuti, y el presidente de ASPE, Carlos Rus. - ASPE

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha reclamado al Ministerio de Sanidad el impulso de la colaboración público-privada para acabar con "la pandemia" de las listas de espera quirúrgicas, ya que la cifra actual (706.740 pacientes) es la más alta en casi 20 años.

Esto ha provocado que el tiempo medio de espera se haya incrementado hasta los 123 días, con casuísticas por encima de los 180 días, máximo legal en algunas CCAA. Así, el tiempo medio de espera a nivel nacional para consultas externas en el Sistema Nacional de Salud (SNS) es de 89 días.

"En la sanidad privada tenemos disponibles en torno al 15 por ciento de las camas. Con ese porcentaje (7.500 camas), podríamos conseguir que las listas de espera se redujeran a la mitad de tiempo", ha señalado por su parte el presidente de ASPE, Carlos Rus.

"Contar con el sector privado no solo va a reducir la lista de espera, sino que también permitirá atender a un mayor número de ciudadanos", ha añadido. "La red pública debe tomar la iniciativa sin titubeos ni consignas y apoyarse en la capacidad del sector empresarial para reducir esta crisis sanitaria actual", insiste Rus.

Tal y como explican desde ASPE, este aumento se remonta al inicio de la pandemia de Covid-19. Debido a la desprogramación asistencial y a que la ciudadanía no asistía a la consulta médica por el miedo al contagio, se redujeron los diagnósticos y, por tanto, las intervenciones quirúrgicas (-19,9%). "Esto ha derivado, principalmente, en una enorme demanda oculta embalsada que ha empezado a aflorar en 2021", explican desde ASPE.

"De hecho, se espera que esta crisis tenga dos efectos: el primero, que ese incremento de lista de espera tenga una tendencia creciente. El segundo, que los pacientes lleguen en situaciones más complejas", añade Rus.

Por ello, ha asegurado que "cualquier respuesta que no contemple al conjunto del SNS pone en riesgo la salud del ciudadano y su posibilidad de recuperación". Así, ha comentado que, durante la crisis de la Covid-19, hubiera sido "impensable y una irresponsabilidad" que no se hubiera contado con el ámbito privado.

GARANTÍA DE RESPUESTA ASISTENCIAL

En este sentido, Rus ha advertido de que se incumplen los períodos máximos de Garantía de Respuesta Asistencial, que se define como el compromiso público establecido por cada CCAA según la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del SNS cuando se excede el tiempo máximo para que un ciudadano reciba asistencia médica.

Si la espera supera el tiempo máximo establecido en un centro de la red pública, la consejería de sanidad competente está obligada a ofrecer al paciente la posibilidad de recibir la prestación en un centro concertado a solicitud del interesado.

La realidad es que no se están cumpliendo en miles de casos los periodos máximos de garantía que las mismas CCAA establecen, tanto en intervenciones quirúrgicas, como en especialistas y pruebas diagnósticas. "Y no se aplican por desconocimiento del ciudadano y falta de información por parte de las Administraciones sanitarias", critican desde ASPE.

"Estos compromisos son un indicador de respuesta asistencial con periodos diferenciados según cada servicio autonómico cuando deberían ser de aplicación homogénea en todo el territorio nacional, pues, de lo contrario, se producen inequidades entre ciudadanos", sentencian desde la patronal de la sanidad privada.

CRÍTICAS A LA NUEVA LEY DE EQUIDAD

En este punto, Rus también ha criticado la nueva Ley de Equidad del SNS, que actualmente está en el Palamento. "Esta ley, en lugar de convertirnos en complementarios, nos convierte en algo excepcional", ha lamentado el presidente de ASPE. "Que esa normativa salga adelante me parece que es deplorable, por lo que, frente a esta situación, hacemos una serie de propuestas".

En primer lugar, piden que la aplicación de las leyes de garantía se establezcan criterios homogéneos. "Para ello, se ha de conseguir el consenso del Consejo Interterritorial del SNS", ha expresado. En segundo lugar, ASPE insiste en la necesidad de contar con la sanidad privada para reducir las listas de espera a la mitad de tiempo; en tercer lugar, piden que la Ley de Equidad no excluya la colaboración público-privada y, finalmente, demandan que "se priorice al paciente con una atención que sea lo más rápida posible y que no empeore su patología".

"Indistintamente de la titularidad público o privada de la gestión de los recursos asistenciales, es fundamental para el conjunto de la ciudadanía la eficiencia en términos de tiempo de resolución de su proceso asistencial para evitar el agravamiento de su salud por un diagnóstico tardío", concluyen desde ASPE.