Pajín espera que el PP "ejerza el liderazgo" ante iniciativas como la tasa por receta o la póliza por renta de Cataluña

Actualizado 01/12/2011 11:09:15 CET

"Hemos convertido el VIH casi en una enfermedad crónica", ha señalado

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad en funciones, Leire Pajín, ha mostrado su "profundo" rechazo a la introducción de una póliza obligatoria privada para acceder a los servicios sanitarios y la aplicación de una tasa por receta, propuestas por el consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, y ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que "ejerza el liderazgo" para garantizar el actual Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Espero que el PP no tome ejemplo de la medidas que está poniendo en práctica el Gobierno catalán; no sólo lo espero, además espero que ejerza el liderazgo que un Gobierno español debe tener en materia de garantizar a todos los ciudadanos, vivan en Cataluña, en la Comunidad Valenciana o en Madrid, los mismos derechos sobre el ámbito sanitario", ha explicado en una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press.

Pajín, que se ha mostrado muy sorprendida por las "increíbles y poco rigurosas" propuestas que ha escuchado en las últimas horas del Gobierno catalán, ha recordado a los 'populares' que es a ellos a los que ahora les corresponde "parar o evitar" que "el SNS que hemos construido entre todos se fragmente y se venda por piezas".

Asimismo, en lo que se refiere a las recetas, ha advertido de que ésta medida no puede tomarla un Gobierno autonómico, ya que "la garantía en la igualdad en el acceso de los medicamentos es una política del Gobierno central". Aunque, en cualquier caso, ha explicado que merece un "profundo rechazo" porque detrás se encuentra una "especie de tasa de la enfermedad".

"No puede pagar más por la sanidad quien más la padece, quien más sufre una enfermedad, debe pagar más quien más tiene y puede garantizar la sanidad de todos y de todas", ha añadido, al tiempo que ha avisado que el PSOE como oposición se va a poner "radicalmente enfrente de quien quiera romper el principio de equidad construido entre todos".

Por otra parte, con motivo del Día Mundial del Sida, que se celebra este jueves, ha señalado que en estos 30 años - "desde que se detectara el primer caso de VIH en el mundo", ha recordado-, se ha avanzado mucho, "hasta el punto de que hoy, afortunadamente, no se muere de esta enfermedad". "Hay una calidad de vida y la hemos convertido casi en una enfermedad crónica", ha añadido.

"Ahora bien, llevamos treinta años de adelantos en la investigación, en los fármacos, pero también 30 años de retos, y nos queda mucho por delante", ha manifestado, al tiempo que mostraba su esperanza por el desarrollo de una vacuna para prevenir la infección del VIH y una 'vacuna' que ayude a la integración de las personas seropositivas.