Publicado 19/01/2021 14:49CET

Montero dice que el plan para el acceso a vacunas de países pobres hará más efectiva la lucha contra el virus

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, durante una rueda de prensa convocada ante los medios posterior al Consejo de Ministros, en Madrid, a 19 de enero de 2021. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la declaración de Zona Afec
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, durante una rueda de prensa convocada ante los medios posterior al Consejo de Ministros, en Madrid, a 19 de enero de 2021. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la declaración de Zona Afec - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que el Plan de Acceso Universal a la Vacunación Solidaria, aprobado este martes por el Consejo de Ministros y anunciado por la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, es una cuestión de "solidaridad humanitaria" y de "efectividad" de las medidas que los países desarrollados están implantando para luchar contra el coronavirus.

"La pandemia que estamos atravesando supone el mayor problema de salud pública que ha vivido la Humanidad en la historia reciente, por lo que tenemos que trabajar en diferentes entornos y de forma complementaria con otros países, llegando a otros países con dificultades para adquirir la vacuna o para que esta llegue en tiempo y en forma", ha argumentado Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Se trata, prosigue, de "romper" la cadena de transmisión del coronavirus a nivel global. Por tanto, Montero ha insistido en que los esfuerzos para lograrlo se deben hacer de manera "colaborativa" con el fin de que "no haya ninguna parte del mundo" en la que se puedan dejar "sin efecto" los "logros y esfuerzos" que están realizando otros países para combatir al virus.

Por todo ello, el objetivo del plan aprobado por el Gobierno es contribuir a la vacunación de un "significativo" porcentaje de la población mundial, a través del apoyo del acceso rápido a la vacuna a las personas que tienen mayores dificultades para recibirla.

Los grupos prioritarios van a ser los refugiados, personas desplazadas y solicitantes de asilo en los países en desarrollo; los estados menos adelantados en el desarrollo de la vacunación; y los países socios de la cooperación española donde no se esté garantizando el acceso de la vacuna al 20 por ciento de la población considerada prioritaria.

La contribución va a ser canalizada a través del programa 'Covax' de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del mecanismo de donación de la Unión Europea, así como mediante la colaboración multilateral. El plan contempla también el asesoramiento en materia de preparación, distribución y de forma de administración de las vacunas.

Para leer más