Publicado 16/11/2021 16:40CET

Médicos Sin Fronteras cree que el acuerdo de Pfizer para el genérico de su antiviral se queda "corto"

Archivo - Vacuna Covid-19
Archivo - Vacuna Covid-19 - MSF - Archivo

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha señalado que el acuerdo de Pfizer con el Medicines Patent Pool (MPP, por sus siglas en inglés) que permitirá las versiones genéricas de su fármaco antiviral oral contra la COVID-19 en 95 países "demuestra que las licencias voluntarias se quedan cortas y no aprovechan toda la capacidad disponible a nivel global para una producción y un suministro suficientes y sostenibles".

Pfizer hizo público recientemente los resultados provisionales positivos de su candidato antiviral oral contra la COVID-19, el PF-07321332, en combinación con ritonavir ('Paxlovid'). A la espera de la revisión reglamentaria, la orientación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el análisis completo de los datos, se considera un tratamiento prometedor.

Pfizer no ha revelado el precio de este tratamiento, pero ha mencionado que tendrá un precio similar al molnupiravir, el fármaco de Merck para el tratamiento de la COVID-19: unos 600 euros por ciclo de tratamiento en los países de ingresos altos. Para los países de ingresos bajos y medios, se espera que Pfizer aplique una estrategia de "precios escalonados" basada en los ingresos de cada país.

Este martes, Pfizer y el Medicines Patent Pool, respaldado por la ONU, han anunciado una licencia voluntaria para este tratamiento. "Los acuerdos de licencia por parte de las corporaciones farmacéuticas, que crean incertidumbres y segmentan la producción y el suministro de genéricos, son más una parte del problema que una solución real", defiende MSF.

Así, recuerdan que este fármaco aún no está patentado. Igual sucede con el ritonavir que no está patentado desde el año pasado. "En ausencia de patentes sobre ambos compuestos, los fabricantes con capacidad, en particular los productores basados en países excluidos de esta licencia, tienen la oportunidad de explorar directamente la producción de genéricos", apuntan desde la ONG.

"La licencia de Pfizer con el Medicines Patent Pool para su potencial tratamiento antiviral oral ofrece el suministro a 95 países por parte de las empresas de genéricos que se acojan a la licencia, lo que cubre alrededor del 53 por ciento de la población mundial. Sin embargo, esto demuestra una vez más cómo las licencias voluntarias se quedan cortas y no aprovechan toda la capacidad disponible a nivel global para la producción y el suministro suficientes y sostenibles de herramientas médicas vitales. Muchos países de renta media alta, como Argentina, Brasil, China, Malasia y Tailandia, donde existe una capacidad de producción de genéricos establecida, están excluidos del territorio de licencias", ha comentado la coordinadora de Políticas de la Campaña de Acceso de Médicos Sin Fronteras, Yuanqiong Hu.

Así, creen que Pfizer debe declarar que "no obstaculizará la producción abierta de genéricos, en lugar de firmar licencias voluntarias restrictivas, y levantar cualquier tipo de monopolio de propiedad intelectual durante la pandemia".

Contador

Para leer más