Mato sobre la muerte de senegalés 'sin papeles' en Mallorca: "a veces se producen errores"

Actualizado 22/05/2013 13:16:57 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Ana Mato, ha rechazado derogar la exclusión de los 'sin papeles' de la cobertura sanitaria tras la muerte de un senegales por tuberculosis en Mallorca, y ha recordado que, "desgraciamente, a veces se producen errores" que no tienen que ver con la asistencia sanitaria ni la aplicación de esta medida que, por otra parte, depende en su implantación de las CCAA.

"Desgraciadamente, a veces se producen errores pero eso no tiene nada que ver con la asistencia sanitaria", ha señalado durante su comparecencia en la sesión de control en el Congreso, a una pregunta del portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, José Martínez Olmos, quien le cuestionaba por su responsabilidad ante la muerte del joven inmigrante en Mallorca.

Mato, que ha reiterado que "a ninguna persona se le ha negado asistencia sanitaria", ha ido más allá al señalar que "si una norma en vigor impidiera la atención sanitaria urgente para alguna persona, independientemente del Gobierno que la hubiera promovido, inmediatamente se procedería a su modificación".

Pero a su juicio "este no es el caso", ya que ha reiterado que "ninguna persona ha dejado de ser atendida cuando lo ha necesitado", pues así se señala en la Ley y, por lo tanto, las comunidades autónomas tienen la obligación de cumplirlo.

Ante cualquier duda ha explicado a Martínez Olmos, a quien ha pedido que no cuestione la calidad de la asistencia sanitaria, que los informes remitidos por las CCAA de los que dispone su ministerio muestran que, "hasta este momento, los pacientes han sido atendidos con la máxima diligencia en Primaria y en Urgencias, se les han realizado la pruebas diagnósticas y, además, se han activados los protocolos de salud pública correspondientes".

Además, "en ningún caso", se ha producido ninguna discriminación en función del origen o de la condición de la persona atendida; por este motivo, ha acusado al PSOE de usar con un fin "partidista" una "cuestión tan trágica", aunque no ve nada nuevo en ésta actitud de la oposición.

"No vamos a consentir que ninguna persona tenga peor atención que otra en función de su origen o condición, y seguiremos denunciando la facilidad que tienen ustedes para utilizar de forma partidista las tragedias personales. Seguro que hoy no, mañana tampoco, pero seguro dentro de unos meses o años cuando relea esta intervención se avergonzará de haberlo hecho", ha concluido.

UN MEDIDA: "PROPIA DE UN GOBIERNO SIN ALMA"

"Es usted responsable política de este caso porque su firma está en ese Real Decreto-Ley que quita la cobertura sanitaria a miles y miles de personas", le ha acusado Martínez Olmos quien ha tachado la medida de "injusta, inhumana, propia de un Gobierno sin alma"; así, además de recordarle que su grupo ya le advirtió que esta circunstancia se podría producir, le ha apuntado que discriminar en la cobertura sanitaria es una "decisión sanitariamente inútil" porque, en el caso del senegalés, se le podía haber tratado con un coste inferior a 300 euros.

Tras afirma que todas las organizaciones profesionales están en contra de la reducción de la cobertura sanitaria a inmigrantes 'sin papeles', le ha pedido nuevamente que derogue el RD para que "no vuelvan a caer sobre sus espaldas" nuevos fallecimientos, que podrían producirse, advierte, puesto que "hay ya contabilizados miles de casos de inasistencia sanitaria".

La sesión se ha visto ralentizada ante la denuncia del portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, tras escuchar que desde la bancada de la oposición se le llamaba caradura.

Olmos ha acusado al diputado 'popular' Rafael Merino de llamarle "caradura por hacer una pregunta en la sesión de control al Gobierno" y ha pedido que así conste en la sesión; por su parte el presidente del Congreso, que ha afirmado no escuchar el apelativo, ha pedido disculpas a la cámara.