Publicado 19/04/2022 14:55

Instituto Balmis insiste en proteger a los más vulnerables frente al Covid-19 tras eliminar la mascarilla

Archivo - Mujer en la ventana de casa. Cuarentena. Mascarilla. Covid-19
Archivo - Mujer en la ventana de casa. Cuarentena. Mascarilla. Covid-19 - PHYNART STUDIO/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ante la decisión del Consejo de Ministros, este martes, de suprimir el uso obligatorio de mascarillas en espacios interiores, el Instituto Balmis de Vacunas ha recordado que la pandemia aún no ha terminado y ha insistido en la importancia de proteger a la población más vulnerable frente a la Covid-19 para evitar "cuadros graves".

"Esta decisión es una medida programada con independencia de las cifras de incidencia que en la actualidad todavía se encuentra en niveles altos, a pesar de que hace semanas que la vigilancia epidemiológica se relajó y se abandonaron las cuarentenas y los estudios de casos sin gravedad", ha dicho el director de esta asociación científica, Francisco Giménez Sánchez.

Tal y como ha explicado, aunque la medida se adopta con algunas excepciones, como los centros sanitarios, las residencias de mayores o el transporte público, supone un paso más en la relajación de las medidas de contención, si bien teme que la población la entienda como "el fin de la pandemia".

"En este momento es muy importante vigilar las consecuencias de esta medida. Con la incidencia actual, hay que ser prudentes especialmente en sitios poco ventilados y con aglomeraciones, al menos hasta que las cifras estén en niveles bajos", ha enfatizado, para sostener que el coronavirus "ha pasado a un segundo plano" y alertar sobre el "término erróneo 'gripalización' con el que se menciona esta nueva situación del virus SARS-Cov-2", ya que "la Covid-19 no tiene nada que ver con la gripe".

Del mismo modo, el director del Instituto Balmis de Vacunas ha explicado que el grado de inmunización de la población sigue creciendo y es previsible que, en las próximas semanas, alcance grados "muy altos" por el gran número de personas contagiadas, por lo que probablemente la incidencia baje hasta los deseados menos de 50 casos por 100.000 habitantes.

Pese a ello, ha lamentado que "por desgracia" aún se verán a personas morir por este "terrible virus", por lo que ha insistido en la necesidad de ser "prudentes y conscientes" de que el peligro todavía es real. Así, el experto en vacunología ha recordado que aún existen personas vulnerables y otras no vacunadas "que se encuentran en riesgo de padecer un cuadro grave".

"Es prioritario proteger a la población más susceptible de padecer cuadros graves y con menor respuesta inmunitaria por las vacunas. Por delante nos quedará un invierno con muchas incertidumbres sobre la aparición de nuevas variantes y la capacidad de nuestra inmunidad para vencer la enfermedad", ha zanjado.

Más información