Publicado 13/10/2021 16:40CET

El Gobierno dota con 6.606 millones de euros la aportación a la política de Sanidad, un 9,88% menos que en 2021

(I-D) La secretaría de Estado de Función Pública, Lidia Sánchez Milán; la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón; la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero; la?secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, María José Gua
(I-D) La secretaría de Estado de Función Pública, Lidia Sánchez Milán; la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón; la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero; la?secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, María José Gua - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 contempla una aportación de 6.606 millones de
euros, lo que supone un 9,88 por ciento menos a lo que se destinó el pasado año (7.330 millones de euros). No obstante, la reducción es debido a que la partida destinada a la adquisión vacunas de este año es menor, ya que la dotación del fondo europeo React EU, que se distribuye a las Comunidades Autónomas, pasa de 2.436 millones en 2021 a 733 millones en 2022.

En el caso de las dotaciones financiadas con el MRR y REACT-EU pasan de 2.945 millones de euros en 2021 a 1.333 millones de euros en 2022. Para compensar la disminución del React EU destinada a la compra de vacunas, el Gobierno destinan 439 millones del presupuesto nacional para vacunas COVID-19.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha presentado en una la rueda de prensa en el Congreso las nuevas cuentas públicas, que pretenden "garantizar la equidad en el acceso y la calidad de los servicios públicos a toda la ciudadanía con independencia de su lugar de residencia".

Así, y, sin tener en cuenta los fondos europeos MRR y REACT-EU, las dotaciones para la política de Sanidad experimentan un incremento de 888 millones de euros respecto al ejercicio anterior, lo que supone un aumento del 20,3 por ciento. El incremento de la política de Sanidad fuera de las dotaciones para gastos relacionados con la adquisición de vacunas frente al Covid-19 es de un 11 por ciento, hasta los 5.434 millones de euros.

Esta política se ejecuta, en primer lugar, por el Ministerio de Sanidad, en cuyo presupuesto se destacan los 1.172 millones de euros para gastos relacionados con la adquisición de vacunas frente a la Covid-19, a los que se suman 293 millones de euros, para posibilitar el acceso universal a personas de terceros países.

Además, de los 176 millones de euros para el desarrollo del Marco estratégico de Atención Primaria y comunitaria; los 44 millones de euros para el impulso de la ampliación de los servicios de
salud bucodental en la cartera de servicios del SNS; los 30 millones de euros para el Plan de Acción de Salud Mental y COVID-19; y los 28 millones de euros para un Plan de implantación de la protonterapia
en el Sistema Nacional de Salud.

En cuanto a las dotaciones financiadas con el fondo MRR por 600 millones de euros y REACTEU por 733 millones de euros destaca, entre las actuaciones financiadas con MRR, el Plan para la renovación de las tecnologías sanitarias en el Sistema Nacional de Salud, que se
desplegará tanto en renovación de equipos de alta tecnología médica como en la ampliación de equipos para equilibrar las diferencias interregionales y alcanzar progresivamente la media de la UE en cuanto a número de equipos por millón de habitante.

Asimismo, se destinará a actuaciones para la digitalización en el ámbito de la administración sanitaria permitirán establecer los mecanismos e infraestructuras necesarias para afrontar en las mejores condiciones cualquier nueva emergencia sanitaria. Se incidirá en tres ámbitos: mejora de la interoperabilidad, imprescindible para la cooperación entre las CCAA y el Ministerio de Sanidad; desarrollo de nuevos servicios digitales e impulso de la analítica de datos y explotación de la información en el Sistema Nacional de Salud al objeto de potenciar la inteligencia de
negocio y la explotación de la información.

Por su parte, para la transformación digital en el área de Sanidad se mejorará la accesibilidad en la atención primaria y se reforzará la longitudinalidad asistencial para garantizar la atención continua por el mismo equipo de profesionales; se mejorará la capacidad resolutiva de la Atención Primaria e impulsará el carácter vertebrador de la atención primaria y su papel como agente de salud del paciente en todo el sistema sanitario.

Además, se pretende promover la atención integral y la calidad de vida en especial en pacientes crónicos, pluripatológicos o de edades muy avanzada y facilitando la integración de otras estrategias, como la de salud mental o la atención buco-dental en la atención primaria; se impulsará, mediante las tecnologías de la información y las comunicaciones, la introducción de innovaciones en el Sistema Nacional de Salud que refuercen su cohesión e incrementen sus sostenibilidad, equidad y resiliencia así como se proporcionará al conjunto del SNS datos y capacidades de análisis que aseguren su mejora continua.

Los recursos del Fondo REACT EU (733 millones de euros) van a ser destinados a la adquisición de vacunas frente a la COVID-19 conformándose como uno los elementos más importantes dentro del Plan de Salud Pública derivados de la pandemia por la COVID-19.

Por otra parte, en la política de Sanidad se recoge la prestación de asistencia sanitaria tanto de los colectivos integrados en el mutualismo administrativo, marcada por el nuevo concierto de asistencia sanitaria para el periodo 2022-2024, así como la dispensada por las mutuas colaboradoras, por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) y por el Instituto Social de la Marina (ISM), organismos todos ellos integrados en el Sistema de Seguridad Social.

En 2022 los créditos asignados al Ministerio de Sanidad (excluidos los Fondos PRTR y REACT EU) dentro de esta política ascienden a 923 millones de euros, por lo que el presupuesto de este Departamento en esta política crece un 393,6 por ciento. El presupuesto del Ministerio fuera de las dotaciones para gastos relacionados con la adquisición de vacunas frente a la COVID-19 asciende a 484 millones de euros, lo que supone un incremento sobre 2021 de 297 millones de euros.

Los incrementos más relevantes del Presupuesto del Ministerio de Sanidad se a destinan los gastos relacionados con la adquisición de Vacunas COVID; al Desarrollo del Marco estratégico de atención primaria; al Plan de Atención Bucodental; al Plan de Salud Mental y COVID-19; y al Plan de implantación de la protonterapia en el Sistema Nacional de Salud.

FONDO DE COHESIÓN SANITARIA: 34 MILLONES

Excluidos los Fondos PRTR y REACT EU, se destinan a gastos relacionados con la adquisición de Vacunas COVID, 439 millones de euros. Adicionalmente, dentro del Programa 143A "Cooperación para el desarrollo", se han dotado 293 millones de euros, para la puesta en marcha del Plan de Acceso Universal "Compartiendo las vacunas contra la COVID-19: Vacunación solidaria". Así, en total, se dotan 732 millones de euros para este fin.

Asimismo, se mantiene en 2022 la financiación por el Estado, dentro del Fondo de Cohesión Sanitaria de la compensación por la asistencia sanitaria a pacientes residentes en España derivados, entre CCAA para su atención en centros, servicios y unidades de referencia del SNS con una dotación total de 34 millones de euros.

Además, el Ministerio de Sanidad también desarrolla en coordinación con las CCAA, las Estrategias de Salud destinadas a actuaciones para hacer frente a enfermedades raras, enfermedades neurodegenerativas y vigilancia de la salud, así como la mejora de los Sistemas de Información Sanitaria del Sistema Nacional
de Salud y Programas de prevención y control del Sida y otras ITS.

En el Presupuesto para 2022 mantiene su dotación en 7 millones de euros. Igualmente, se mantiene con una dotación de 5 millones de euros, el desarrollo del Plan anual de trabajo de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud.

Garantizar la equidad en el acceso y la calidad de los servicios públicos a toda la ciudadanía con independencia de su lugar de residencia es una de las líneas que se plasma en el Ministerio de Sanidad durante 2022.

Contador

Para leer más