Publicado 14/06/2022 18:43

Fundación ECO y GSK proponen un Plan de Choque para priorizar el cáncer en Sanidad y avanzar hacia una nueva asistencia

El presidente de la FundaciónECO, Rafael López , ha sido el encargado de introducir las conclusiones del trabajo “2022: Camino a la recuperación”.
El presidente de la FundaciónECO, Rafael López , ha sido el encargado de introducir las conclusiones del trabajo “2022: Camino a la recuperación”. - FUNDACIÓN ECO

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Fundación ECO y GSK han propuesto un Plan de Choque para la recuperación de la atención al cáncer post-COVID, en el que han reivindicado que el cáncer debe constituir la prioridad de la política sanitaria "porque es el mayor problema sanitario del mundo occidental por su impacto, morbilidad, mortalidad y calidad de vida de la población y por la transformación que están viviendo su abordaje y tratamiento".

Así lo ha asegurado el presidente de la Fundación Rafael López, que ha sido el encargado de presentar las principales conclusiones del trabajo '2022: Camino a la recuperación', en el que han participado en un panel diferentes expertos de áreas relacionadas con el cáncer, como la Medicina de Familia, Hematología, Oncología Radioterápica, entre otras.

El documento, presentado en la jornada 'Impacto de la COVID en la asistencia oncológica', recoge que se debe avanzar hacia un nuevo modelo de asistencia al cáncer en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y medidas estructurales que deben perseguir el objetivo de "recuperar el terreno perdido por la pandemia". Los efectos de la pandemia en la actividad oncológica se ha visto especialmente afectada en citologías y biopsias (57%), aspirados de médula ósea (31%) y biopsias de médulas (38%).

Por ello, las entidades han reclamado que se reinicien los programas de cribado y de diagnóstico precoz de forma equitativa en todas las comunidades autónomas. Asimismo, López ha apuntado que también se deben poner en marcha medidas extraordinarias que permitan acelerar el diagnóstico de tumores aún no diagnósticados. "Existen un número no cuantificables de pacientes que están esperando su diagnóstico y su tratamiento", ha lamentado.

En este sentido, ha enfatizado que se debe incorporar la innovación terapéutica de valor que en estos últimos tiempos no se hayan podido incluir en la cartera básica del SNS y, por último, dotar al Plan de Choque de los recursos económicos y humanos necesarios para la implementación de las medidas mencionadas.

"Es clave y todos hemos visto que la UE ha destinado fondos extraordinarios para todas las naciones para afrontar y fortalecer los sistemas de salud y recuperar el terreno perdido", ha precisado el presidente de la Fundación Eco.

En cuanto a las recomendaciones para la construcción del nuevo modelo de asistencia al cáncer en el SNS, Rafael López ha enumerado quince pautas que pueden ayudar, como reforzar la prevención primaria en todas las regiones; revisar los circuitos asistenciales para buscar la máxima eficiencia y eliminar todo aquello que no añade valor; completar la digitalización del SNS para permitir que la información del paciente se encuentre disponible allá donde en cada momento sea necesaria; acelerar el acceso a la innovación farmacoterapéutica de valor clínico.

Así como, apostar por la necesaria renovación tecnológica para la atención al cáncer en España; implantar medidas efectivas de coordinación entre niveles asistenciales; desarrollar una Red de Centros de Asistencia Oncológica de alta complejidad. "En España hay una red muy amplia y cercana a todas las poblaciones. Hay muchos centros hospitalarios pero el siguiente paso debe ser el trabajo en red y tener centros de alta complejidad que distribuyan el tratamiento", ha reconocido López.

Además, también se ha puesto de manifiesto la necesidad de impulsar, acordar y desplegar un Plan de Biomarcadores para el SNS; elaborar e implementar una estrategia de Medicina de precisión en Oncología; impulsar un Plan de Investigación en Oncología; poner en marcha iniciativas y foros para el impulso de la colaboración público-privada; promover la difusión de información veraz a la opinión pública y fomentar la formación de los pacientes con cáncer; abordar los retos de formación en Oncología para los profesionales sanitarios y asegurar el tiempo y los recursos para acceder a ella; y, por último, mejorar la dotación presupuestario de la sanidad y, en concreto, de la atención al cáncer para acometer los cambios estructurales que el sistema necesita

RETOS COYUNTURALES Y ESTRUCTURALES

Posteriormente a la presentación del documento, se ha celebrado una mesa redonda, en la que se ha abordado cómo afrontar los retos coyunturales y estructurales de la atención a los pacientes con cáncer en España, en la que ha participado el vicepresidente de la Fundación Eco, Jesús García Foncillas, quien ha recalcado que se debe adaptar el SNS para atender a las necesidades oncológicas.

"Después de la pandemia es necesario afrontar los retos coyunturales y estructurales de la atención a los pacientes con cáncer en España. Hay ejes críticos que marcan la escena de este camino", ha reafirmado.

Por su parte, la Jefa de Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario de Navarra, Ruth Vera, ha insistido en que el modelo español no debe continuar y se debe seguir la línea europea que dicta que se deben realizar centros de referencia. En cuanto a la innovación diagnóstica de España, la experta ha lamentado que la situación sea "critica" y se encuentre en la "UCI".

"No tenemos en la cartera de servicios esos biomarcadores que son obligatorios para, por ejemplo, poner un fármaco. Además, el acceso a los medicamentos es muy tardío y esas diferencias con otros países es una alarma que la pandemia ha puesto todavía más en evidencia", ha señalado.

Al respecto, el presidente de la SEHH, Ramón García, ha considerado que el Plan de Choque debe adaptarse a Europa y conseguir "que el diagnóstico de precisión llegue a todos los pacientes".

Contador

Más información