Actualizado 28/12/2017 11:58 CET

FSC-CCOO valora el concierto de Muface con aseguradoras pero critica la parálisis en la negociación del empleo público

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de Comisiones Obreras (CCOO) ha valorado positivamente la renovación, por un valor de 2.200 millones de euros, del concierto de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) con Asisa, SegurCaixa Adeslas, DKV e Igualatorio de Cantabria, si bien ha criticado la "parálisis" del Gobierno en la negociación del empleo público.

A su juicio, es necesario garantizar el incremento de la prima que implica un aumento de las prestaciones, la mejora de su calidad y la ampliación de la cobertura geográfica; así como recuperar el nivel de prestaciones que se tenía antes de la crisis económica en torno a las prestaciones sociosanitarias que tenía el sistema.

Del mismo modo, el sindicato ha solicitado establecer un sistema que "no castigue" a los funcionarios que, una vez pasen a la situación de jubilación, tienen que realizar un copago farmacéutico muy superior al de otros trabajadores que pasan a esa situación; y que se dote al organismo de Muface de plantilla suficiente para poder hacer un seguimiento sobre los niveles de calidad en la prestación de la asistencia sanitaria a las compañías aseguradoras, penalizando aquellos servicios que se alejen de los estándares establecidos.

Del mismo modo, FSC-CCOO ha exigido aclarar de una vez las situaciones de urgencia vital, en el que el mutualista que llama al 112 por una urgencia y es trasladado a un hospital público no tenga problemas con las entidades aseguradoras para hacerse cargo de la factura sanitaria.

"DESPRECIO" DEL GOBIERNO

En cuanto a la posible prórroga "tácita" de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), FSC-CCOO ha avisado de que es un ejemplo más de la "debilidad" del Ejecutivo y del "desprecio" del Gobierno hacia la negociación con los empleados públicos. Como ya ha recordado el sindicato en otras ocasiones, el hecho que de que el Gobierno no tenga apoyos parlamentarios para aprobar los PGE no impide que se pudieran negociar incrementos salariales u otras mejoras para el personal y los servicios públicos.

Por todo ello, va a seguir movilizándose para que se recuperen los salarios y el empleo público perdido, lo que exige garantizar subidas salariales por encima del IPC, recuperar el 5 por ciento hurtado en 2010, pagas extras y todos los conceptos económicos perdidos durante la crisis; además de eliminar la tasa de reposición en todos los sectores públicos y reducir la alta temporalidad.

Finalmente, ha reclamado la recuperación y equiparación de derechos, incluidas también el conjunto de percepciones salariales acordadas a través de la negociación colectiva, además de eliminar la normativa básica para permitir que se devuelvan los derechos y las competencias de negociación a los ámbitos autonómicos y locales.