Farmaindustria interpondrá un recurso contra el catálogo gallego de medicamentos

Actualizado 13/01/2011 13:57:47 CET

Consideran que supone una invasión de las competencias estatales y vulnera el derecho de los gallegos a acceder a los fármacos

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Farmaindustria interpondrá ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia un recurso contencioso-administrativo contra la resolución que desarrolla la Ley 12/2010, por la que se crea un catálogo priorizado de medicamentos. El motivo es que consideran que esta iniciativa legislativa supone "una clara invasión de competencias estatales" por parte de Galicia y "una vulneración de la legalidad vigente".

Asimismo, pedirá a este tribunal el planteamiento de una cuestión de constitucionalidad, al depender la decisión y basarse esta resolución en una ley que vulnera la Constitución, según apunta Farmaindustria.

"La Ley de Racionalización del Gasto en la prestación farmacéutica de Galicia invade las competencias exclusivas del Estado, que decide los medicamentos que se incluyen en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud (SNS) y su precio", señalan.

Estas competencias se consagran tanto en la Ley de Cohesión y Calidad del SNS (Ley 16/2003), como en la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios (Ley 29/2006).

"El artículo 20.2 de la Ley de Cohesión prevé que las comunidades autónomas podrán tener sus catálogos, pero éstos han de contener cuanto menos el catálogo del SNS", puntualizan desde Farmaindustria.

Consideran que la ley y esta resolución modifican el régimen de financiación de los medicamentos en Galicia, careciendo esta autonomía de competencias para ello, y vulneran la igualdad de acceso a los fármacos. Además, limitan la libertad de prescripción de los médicos.

RUPTURA DE LA CONFIANZA DE LAS COMPAÑÍAS

Desde una perspectiva empresarial, la aprobación del catálogo gallego, que expulsa del mercado a determinados medicamentos, constituye "un punto de ruptura de la confianza de las compañías" en dos cuestiones: la garantía de continuidad en la producción y comercialización de bienes y servicios en todo el país y la seguridad jurídica que se debe garantizar a toda compañía que cumple la ley.

Según Farmaindustria, esta nueva normativa "no conseguirá los ahorros que con ella persigue la Xunta de Galicia ya que, a partir del 1 de marzo, entra en vigor un nuevo sistema de precios de referencia que unificará, en la mayor parte de los casos, el precio de medicamentos originales y genéricos, por lo que, en dichos supuestos, el ahorro será literalmente cero a partir de la citada fecha".

Sin embargo, tendrá "importantes costes en términos de salud para los pacientes gallegos", para los que han sido excluidos de la prestación farmacéutica que reciben medicamentos que cumplen todos los requisitos legales para recibir financiación pública, y que están financiados en el resto de comunidades autónomas.

"Los ciudadanos gallegos van ver cómo se resiente el tratamiento farmacológico que reciben porque, con este catálogo, la Xunta de Galicia parte de la premisa falsa de que dos medicamentos con el mismo principio activo son siempre intercambiables, cuando muchas veces no lo son y cuando tendría que ser el médico el que decidiera si a cada paciente se le mantiene el tratamiento o se le cambia", concluyen.