Publicado 05/07/2022 14:54

Expertos abogan por abordar algunos retos jurídicos y éticos en el uso de la inteligencia artificial en salud

Seminario 'Inteligencia Artificial en Salud',
Seminario 'Inteligencia Artificial en Salud', - FUNDACIÓN INSTITUTO ROCHE

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el seminario 'Inteligencia Artificial en Salud', organizado por la Fundación Instituto Roche con el objetivo de reforzar el conocimiento de los profesionales de la comunicación sobre la inteligencia artificial (IA) y su aplicación en el área de la salud, han abogado por abordar algunos retos jurídicos y éticos sobre su uso.

La es una disciplina dentro de la informática o la ingeniería, cuyo objetivo es el desarrollo de sistemas inteligentes, capaces de aprender y adaptarse, tomando como referencia la inteligencia humana. De hecho, se ha revelado como una gran aliada en el campo de la salud gracias a su capacidad para procesar tanto grandes cantidades de datos y transformarlos en información, como conjuntos de conocimientos, posibilitando avances en la prevención, diagnósticos más certeros, ayudas al tratamiento y una atención más personalizada.

Sin embargo, informar sobre la inteligencia artificial aplicada a la salud y distinguir las fronteras que separan sus diversas áreas, particularmente el llamado 'Deep Learning' (parte del Machine Learning) no siempre resulta sencillo. A esto se suma la necesidad de conocer los aspectos jurídicos, legales y éticos sobre el uso masivo de datos y conocimientos clínicos para poder hacer un uso correcto de esta disciplina.

En este sentido, el profesor de Investigación en Salud Digital de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, Fernando Martín, ha facilitado las claves necesarias para entender y diferenciar entre el 'Deep Learning', el 'Machine Learning 'y otras áreas de la IA.

Asimismo, ha recordado que la inteligencia artificial no es tan reciente, sino que nació "oficialmente" en 1956 y, desde entonces, ha pasado por diferentes fases, en las que se han generado muchas expectativas, sobre todo en el campo de la salud.

Se trata de una herramienta para impulsar la incorporación de la Medicina Personalizada de Precisión en la práctica clínica y será de gran apoyo para la toma de decisiones por parte del clínico. De acuerdo con el director de planificación en el Hospital Universitario 12 de Octubre, Pablo Serrano, es en el área asistencial donde la IA tendrá su utilidad principal, ayudando en la toma de decisiones a los profesionales sanitarios, en la atención individual y en la organización.

De hecho, el experto ha detallado en su ponencia 'Inteligencia Artificial como herramienta para la Medicina Personalizada de Precisión' que la IA permitirá una atención sanitaria más personalizada, que identifique las necesidades más adecuadas para cada paciente. "También posibilitará que la atención sanitaria sea más proactiva, prediciendo los riesgos de forma que nos anticipemos en la actuación. Además, podrá ayudarnos en la actuación sobre la salud en grupos de población con mayores necesidades o riesgos", ha explicado.

Palabras suscritas por el catedrático de Inteligencia Artificial de la Universidad Politécnica de Madrid, Víctor Maojo, quien ha presentado en su charla 'Aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la asistencia sanitaria' algunas prácticas que ya están modificando la realidad clínica en diferentes áreas, entre las que ha destacado la radiología o la investigación científica.

A lo largo de la jornada, los expertos también han hablado de las limitaciones, retos y errores de enfoque que aún presenta la Inteligencia Artificial. Al respecto, Martín ha hecho hincapié en la visión errónea de entender esta disciplina como el desarrollo de máquinas que sobrepasarán la inteligencia humana.

"No deberíamos tener miedo a la IA, ya que la estamos aplicando para la resolución de problemas concretos", ha comentado, para incidir en un concepto que puede generar malentendidos: enfrentar los resultados del clínico frente a los de la IA. "Nadie está pidiendo que se sustituya al médico, lo que se está pidiendo es que estos sistemas apoyen y mejoren su labor porque cada vez tienen un trabajo más complicado", ha añadido el especialista.

El manejo masivo de datos comporta retos en la privacidad y cuestiones éticas asociadas tal como ha comentado el investigador contratado en el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBERER -ISCIII), Guillermo Lazcoz, en su ponencia 'Inteligencia Artificial en salud: Retos éticos y legales'.

Según ha indicado, el primer reto sería la opacidad de los sistemas algorítmicos; el segundo serían los sesgos y posibles resultados discriminatorios que arrojan estos sistemas y el tercero y más inadvertido sería la dificultad de la validación, es decir, "muy pocos" sistemas de inteligencia artificial cuentan con una validación externa y real que pueda verificar su seguridad y fiabilidad.

Respecto al actual panorama normativo vigente, el investigador ha destacado que los sistemas de IA son desarrollados con grandes bases de datos que, pese a contar con datos personales, no siempre van a estar sujetos al Reglamento General de Protección de Datos durante su diseño y desarrollo, al poder utilizarse datos "anonimizados".

Más información