Publicado 28/05/2021 14:27CET

Euskadi defiende que usar Pfizer en menores de 60 años vacunados con AstraZeneca responde a criterios "científicos"

Archivo - La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en el parlamento vasco, Vitoria, Álava, País Vasco, (España), a 20 de febrero de 2021.
Archivo - La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en el parlamento vasco, Vitoria, Álava, País Vasco, (España), a 20 de febrero de 2021. - Iñaki Berasaluce - Europa Press - Archivo

Señala que el consentimiento informado se debe firmar por quienes no quieran seguir la pauta establecida por la Comisión de Salud Pública

VITORIA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha insistido en que la pauta para las personas menores de 60 años que han recibido la primera dosis de la vacuna de AztraZeneca es "clara", ya que con criterios "científicos y técnicos", la Comisión de Salud Pública ha establecido que van a ser vacunados en segunda dosis con Pfizer y "excepcionalmente" podrán optar a ser vacunados con AstraZeneca por segunda vez, tras la firma de un consentimiento informado.

En el pleno de control al Gobierno que está celebrando el Parlamento Vasco, el parlamentario de PP+Cs Carmelo Barrio ha preguntado a la consejera sobre el consentimiento informado que deben firmar las personas menores de 60 años vacunadas frente a la covid-19 con AztraZeneca, que quieren recibir la segunda dosis de la vacuna de esta misma farmacéutica.

Barrio ha denunciado que "por parte de las autoridades sanitarias no se han ofrecido explicaciones claras" sobre el criterio de vacunación para estas personas y ha señalado que "innumerables expertos, entre los que se encuentra la Agencia Europea del Medicamento o la OMS, han certificado la conveniencia de inocular la segunda dosis de la vacuna de Oxford a los que recibieron la primera dosis".

También ha criticado que "se traslade la responsabilidad al ciudadano" si se decide rechazar la vacuna de Pfizer en segunda dosis y optar por AstraZeneca, y ha preguntado a Sagardui por qué ocurre esto y qué documentos avalan que se use Pfizer como segunda dosis, ya que cree que se trata de "una decisión política más que sanitaria".

La consejera ha explicado que la firma de un consentimiento informado es necesaria solo para las personas menores de 60 años, pertenecientes a colectivos esenciales, que recibieron la primera dosis de AstraZeneca y que ahora rechazan una segunda dosis de Pfizer para optar a ser vacunados con AstraZeneca.

"Esta es la indicación de la Comisión de Salud Pública. El acuerdo establece que la segunda dosis es Pfizer. La indicación es clara: segunda dosis Pfizer", ha insistido.

Asimismo, ha recordado que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud acordó, tras consultar al Comité de Bioética, que quienes no quisieran seguir esa indicación, "excepcionalmente" podrían recibir la segunda dosis de AstraZeneca pero para ello, deben firmar un documento dando su consentimiento.

"No nos equivoquemos; la indicación es clara: Pfizer como segunda dosis y excepcionalmente, quien no la quiera, puede optar a una dosis de AstraZeneca", ha reiterado.

Sagardui ha explicado que los criterios "científicos y técnicos" son los que han determinado que la segunda vacuna sea Pfizer y ha invitado a PP+Cs que revise la composición de la Comisión de Salud Pública, recordando que en ella, están representadas los expertos de todas las comunidad autónomas y todas las sociedad científicas y las academias. "Son esas personas expertas, quienes además de estudiar lo de la EMA, lo de la OMS, han hecho la propuesta e indicación para que la dosis sea de Pfizer", ha aclarado.

En este sentido, ha rechazado que usar Pfizer sea una decisión "política" y ha reiterado que la decisión ha sido adoptada en el seno de la Comisión de Salud Pública. "Nosotros hemos mantenido el criterio de respetar las decisiones de ese conjunto de expertos científicos a los que se les ha dado esa encomienda y hacerlo coordinadamente, en la Comisión Interterritorial", ha señalado.

Para la consejera de Salud, "en algo tan trascendente como esto, es necesario ser claros y consensuados". Además, ha recordado que la estrategia de vacunación es "común" para todas las comunidades y que se basa en los criterios y decisiones adoptadas en el seno de la Comisión de Salud Pública "donde no estamos los políticos".

"Quien establece que se solicite ese consentimiento informado a quienes no quieran seguir la pauta establecida por la Comisión de Salud Pública, es el Comité de Bioética porque supone no seguir la pauta establecida con criterios científicos y técnicos", ha concluido.

Contador

Para leer más