Un estudio demuestra que 'Cervarix' protege contra los tipos más cancerígenos de VPH

Actualizado 06/11/2009 19:03:41 CET
EP

BARCELONA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director del Servicio de Epidemiología y Registro del Cáncer del Instituto Catalán de Oncología (ICO), Xavier Bosch, presentó este viernes en Barcelona los resultados del estudio PATRICIA (PApilloma TRIal Cervical cancer In young Adults), que demuestra que 'Cervarix', la vacuna de GlaxoSmithKline (GSK) contra el papilomavirus, protege frente a los cinco tipos de virus potencialmente más cancerígenos y que unidos causan el 90 por ciento de casos cáncer de cuello de útero .

En la presentación de estos resultados del estudio publicado el pasado mes de julio en 'The Lancet', los expertos destacaron que 'Cervarix' es la vacuna más protectora hasta el momento frente al cáncer de cérvix.

La vacuna 'Gardasil', la única autorizada en España cuando se decidió facilitar su cobertura por la sanidad pública en el último trimestre de 2008, protege frente a los dos tipos de VPH más cancerígenos, que son el 16 y 18 y que son considerados de "alto riesgo" porque causan el 70 por ciento de cánceres de cérvix. La vacuna protege además contra la aparición de lesiones genitales, pero que no son cancerígenas a largo plazo.

'Cervarix', por su parte, también protege frente al virus tipo 45, el 31 y el 33, que causan la mayor parte de cánceres de cuello de útero, que Bosch cuantificó en 2.200 casos cada año en España y en 750 muertes en el mismo periodo, la gran mayoría de las cuales son evitables con las vacunas.

Bosch resaltó que por detrás del cáncer de mama, el de cuello de útero es el más preocupante y dijo que su incidencia es igual a la que suman los casos de hígado y páncreas juntos.

El VPH es el segundo carcinógeno humano, por detrás únicamente del tabaco, y es responsable del 5 por ciento de los casos de cáncer en humanos y del 10 por ciento de los casos producidos en mujeres.

El estudio ha demostrado que la vacuna proporciona una eficacia frente a lesiones precancerosas avanzadas asociadas a los tipos 16 ó 18 del VPH del 92,9% en un primer análisis y se alcanza el 98% en un análisis posterior, --entre un 11 y un 16% superior a la otra-- descartando las infecciones múltiples y una vez identificado el tipo de VPH causante de la lesión.

SEIS HOSPITALES ESPAÑOLES

Este estudio, en el que han participado 18.644 mujeres --cerca de 400 mujeres españolas del Hospital Clínic, el Vall d'Hebron de Barcelona, el ICO, el Clínico San Carlos, el Móstoles y Santa Cristina de Madrid--, constituye el mayor estudio de eficacia realizado con una vacuna frente al cáncer de cérvix.

Un total de 14 países han participado en esta investigación: Canadá, México, Estados Unidos, Brasil, Finlandia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Italia, España, Tailandia, Australia, Taiwán y Filipinas.

Aunque el objetivo principal era evaluar la eficacia de la vacuna de GSK para la prevención de lesiones precancerosas avanzadas causadas por los tipos 16 y 18, el estudio también concluye que "la tasa de acontecimientos adversos graves y de enfermedades clínicamente relevantes en el grupo vacunado con 'Cervarix' fue similar a la del grupo control", apuntó el epidemiólogo del ICO e investigador del estudio, Xavier Castellsagué.

Por tanto, los datos de seguridad obtenidos en el mayor ensayo clínico con una vacuna frente al cáncer de cérvix, "confirma el buen perfil de seguridad de 'Cervarix', siendo de forma general una vacuna segura y bien tolerada", añadió.