La dieta mediterránea reduce la mortalidad en personas con antecedentes cardiovasculares

Actualizado 21/12/2016 13:45:54 CET
Ensalada, dieta mediterranea
FLICKR/L.A. FOODIE

   MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La dieta mediterránea se asocia con un menor riesgo de muerte en pacientes con antecedentes de enfermedad cardiovascular, según los resultados del estudio de 'Moli-sani' presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología de 2016.

   "Esta dieta es ampliamente reconocida como uno de los hábitos de nutrición saludables en el mundo", ha comentado el profesor Giovanni de Gaetano, jefe del Departamento de Epidemiología y Prevención en el Instituto Neuromed IRCCS en Pozzilli, Italia. "De hecho, muchos estudios científicos han demostrado que un estilo de vida basado en la dieta mediterránea se asocia con un menor riesgo de varias enfermedades crónicas y, más importante, de muerte por cualquier causa".

   Con el objetivo de estudiar sus beneficios en las personas con antecedentes cardiovasculares, el estudio seleccionó aleatoriamente a 25.000 adultos de la región italiana de Molise con antecedentes de enfermedad cardiovascular, arteria coronaria y accidente cerebrovascular.

   La ingesta de alimentos se registró utilizando el estudio prospectivo europeo sobre cáncer cuestionario (EPIC) de frecuencia de alimentos. La adherencia a la dieta mediterránea fue evaluada con una puntuación dieta mediterránea de 9 puntos (MDS). Todas las causas de la muerte se evaluaron mediante la vinculación con los datos de la oficina de estadísticas vitales en Molise.

   RESULTADOS DEL ESTUDIO

   Durante una media de seguimiento de 7,3 años hubo 208 muertes y el estudio reveló un aumento de 2 puntos en la adherencia a la dieta que se asoció con un menor riesgo de muerte del 21 por ciento. Todo ello, después de controlar por edad, sexo, consumo de energía, el huevo y el consumo de la patata, la educación, la actividad física en el tiempo libre, la cintura a cadera, el tabaquismo, la hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes y cáncer al inicio del estudio.

   "Hemos encontrado que entre los que tienen una mayor adherencia a la dieta mediterránea, la muerte por cualquier causa se redujo en un 37 por ciento en comparación con aquellos que mal adheridas a este régimen dietético", ha señalado el profesor Gaetano.

   Respecto a los alimentos, "los principales contribuyentes a la reducción del riesgo de mortalidad fueron el consumo de verduras, pescado, frutas, frutos secos y ácidos grasos monoinsaturados como el aceite de oliva", ha subrayado el doctor Marialaura Bonaccio, autor principal de la investigación.

   Finalmente, "los resultados nos llevan a investigar el mecanismo por el que la dieta mediterránea puede proteger contra la muerte. Esperamos que los efectos de la dieta sobre los mediadores comunes a las enfermedades crónicas como la inflamación puedan reducir la mortalidad", ha concluido Gaetano.

Para leer más