Publicado 15/04/2020 13:29:06 +02:00CET

Coronavirus.- La UE pide a los 27 coordinar una salida "gradual" del confinamiento pero asume que no será "idéntica"

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea - Etienne Ansotte/European Commiss / DPA

Bruselas ve la reapertura de fronteras "a largo plazo"

BRUSELAS, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, han abogado este miércoles por una salida "coordinada" y "gradual" de las medidas de confinamiento impuestas para frenar el coronavirus, si bien han asumido que no podrá ser "idéntica" entre Estados miembros en donde la pandemia ha impacto con distintos tiempos y virulencia.

"No es una señal de que el confinamiento pueda levantarse ya, sino de que queremos ofrecer un marco para las decisiones de los estados miembro", ha subrayado Von der Leyen en una rueda de prensa en Bruselas, para dejar claro que su propuesta no va en contra de las restricciones que imponen aún la mayoría de países de la UE.

Michel, por su parte, ha añadido que estas recomendaciones se basan tanto en el "sentido común" como en los dictámenes científicos y que el objetivo es permitir a los países de la UE preparar de manera "progresiva, no de manera idéntica, pero sí similar", sus estrategias de salida de esta crisis.

Von der Leyen y Michel defienden así las recomendaciones a los estados miembro --que tienen la competencia exclusiva en decisiones que afectan a la seguridad, la salud y las fronteras-- de que sigan criterios epidemiológicos claros que muestren una caída significativa de contagios y durante un periodo de tiempo suficiente antes de relajar el confinamiento.

El documento adoptado por el Ejecutivo comunitario advierte también a las capitales de que, antes de relajar la situación actual, deberán estar seguros de que sus respectivos sistemas sanitarios tienen la capacidad suficiente para absorber el previsible aumento de casos cuando se empiecen a levantar las medidas restrictivas.

Las recomendaciones de Bruselas abogan asimismo por una salida en varias fases, distanciadas en el tiempo, para que las autoridades puedan reaccionar si se disparan los contagios de nuevo. Por ello pide que se inicien a escala "local" y se amplíen geográficamente más tarde.

En este sentido, Von der Leyen ha sido tajante al advertir de que la reapertura del espacio Schengen --una docena de países de la UE han cerrado sus fronteras interiores, entre ellos España-- no debería ser una de las primeras medidas, sino un paso al que se llegue "a largo plazo".

"Primero hay que garantizar la seguridad en el plano sanitario y después, poco a poco, lentamente pero con seguridad, ir más allá del plano comercial e industrial y retomar la normalidad en la vida pública de los ciudadanos", ha apuntado la jefa del Ejecutivo comunitario, al ser preguntada por el tránsito entre países vecinos.

Por ello, ha insistido la conservadora alemana, es necesario que los gobiernos europeos actúen con "prudencia" y combatir con todos los medios la propagación del Covid-19 hasta asegurar que el nivel de contagio "cae lo más posible", para después pensar en revertir "poco a poco" el confinamiento.

"Debemos combatir primero el virus para a largo plazo, y digo bien a largo plazo, reabrir poco a poco las fronteras. Es necesario que primero, a corto plazo, se trate de evitar que se propague como lo está haciendo para que al final, a largo plazo, el espacio Schengen pueda recuperar toda su fuerza", ha razonado.

Von der Leyen intentó ya la semana pasada presentar esta 'hoja de ruta' pero su propuesta se vio frenada por el malestar de varias capitales, entre ellas Madrid y Roma, que vieron precipitado el anuncio y temieron que enviara un mensaje equivocado a las puertas de las vacaciones de Semana Santa, cuando en estos países se imponía aún un confinamiento severo.

Así las cosas, Von der Leyen ha insistido en su comparecencia en que le corresponde a los países tomar las decisiones pero que es necesaria una coordinación que haga efectiva la salida, teniendo especialmente en cuenta la situación en los países vecinos, para evitar serios repuntes más adelante por culpa de la descoordinación.

NOTIFICACIÓN PREVIA DE LAS MEDIDAS

De hecho, el documento apunta que los estados miembros deberán "notificar" tanto al Ejecutivo comunitario como al resto de socios en la UE de sus medidas de relajamiento antes de ponerlas en práctica, y "tener en cuenta sus opiniones".

"Los buenos vecinos hablan entre sí, por eso hay que ir paso a paso en el levantamiento de las medidas", ha defendido Von der Leyen, quien ha recalcado que la vuelta a la normalidad no será "de una vez", sino el resultado de una estrategia gradual.

La pandemia en Europa ha dejado ya cerca de 120.000 fallecidos y más de 800.000 contagiados, según los últimos datos ofrecidos por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

Todos los estados miembro han impuesto medidas restrictivas con distintos ritmos y severidad y la mitad de ellos ha decretado el Estado de Emergencia y cerrado sus fronteras interiores.

Por ello, la Comisión cree ahora necesario coordinar los planes de salida para evitar que la falta de entendimiento lleve a "efectos negativos secundarios" y advierte de que deben primar "criterios científicos y situar la salud pública en el centro", aunque las decisiones tengan un impacto inevitable en el plano económico y social.

MEDIDAS DE ACOMPAÑAMIENTO

El Ejecutivo comunitario espera también de las capitales que prevean medidas de acompañamiento a la relajación del confinamiento, por ejemplo ampliando el alcance de los test y armonizando la metodología para estas pruebas, así como reforzando la capacidad de los sistemas sanitarios para atender a los pacientes.

También apunta la necesidad de homogeneizar los datos para trazar mejor la propagación de la pandemia y poder identificar los contactos de las personas contagiadas, por ejemplo con el uso de aplicaciones móviles.