Actualizado 17/11/2015 18:04 CET

El consumo de zumo de granada reduce a la mitad el riesgo cardiovascular

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio realizado por estudiantes del Departamento de Zoología de la Universidad de Baroda (India) ha demostrado que el consumo diario de zumo de granada reduce entre un 40 y un 50 por ciento los niveles en plasma de los marcadores de daño cardiaco que preceden al fallo cardiovascular.

   La investigación, publicada en 'Cardiovascular Toxicology', hace hincapié en la propiedad medicinal del zumo de granada en lugar de la semilla, y respalda al zumo como fuente rica de antioxidantes con efecto protector cardiovascular. De hecho, para el autor del estudio, Jadeja Ravirajsinh, "el zumo de granada contiene la más alta capacidad antioxidante, casi tres veces más que el vino tinto y el té verde".

   En este sentido, el investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Juan Carlos Espin apunta que "la mayor evidencia existente en cuanto a la granada viene relacionada con su actividad cardioprotectora, pues disminuye la concentración y oxidación de LDL-colesterol y mejora la elasticidad de las arterias".

   "Estas investigaciones, unidas a otras ya realizadas en los últimos años por prestigiosas universidades de todo el mundo, vienen a reflejar la importancia del consumo regular de la granada y sus derivados como protección contra el estrés oxidativo del cuerpo", señala Eduardo Vidal director del Proyecto Granatum Europa, que tiene como objetivo conseguir que la granada española forme parte de la dieta de los europeos.