Publicado 17/06/2021 12:31CET

La confianza en las vacunas sigue creciendo en España y desciende la preocupación por el coronavirus

Vacuna.
Vacuna. - ISTOCK

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La confianza en las vacunas contra el Covid-19 sigue creciendo en España y desciende la preocupación por el coronavirus, según la sexta ronda de resultados del estudio 'COSMO-Spain', impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que ha sido publicada por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

En esta sexta ronda han participado 1.001 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. Un tercio de las personas participantes tienen entre 45 y 60 años. La mayoría (el 52% del total) refirió estar trabajando, de los cuales casi la mitad de indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. Casi una de cada cuatro personas que han respondido a la encuesta considera que su situación económica ha empeorado en los últimos 3 meses.

De nuevo, la preocupación por el coronavirus ha disminuido en la población (un 48% indicaron que la pandemia les preocupa 'mucho/muchísimo', frente al 52% de la ronda anterior), al igual que la sensación de que el virus se propaga rápido (43% frente al 69% previo). También se reduce el sentimiento de depresión (36% de los encuestados frente al 44% de la ronda anterior), aunque el sentimiento de miedo a la enfermedad se mantiene (40%).

El grado de preocupación también sigue bajando para la mayoría de situaciones relacionadas con la percepción de la pandemia, excepto para las preocupaciones económicas y familiares (conciliación laboral y familiar, no poder pagar facturas y perder el empleo), que de nuevo aumentan ligeramente. También de nuevo, aumenta el porcentaje de personas encuestadas que cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado (77% del total ya), y sólo un 11 por ciento aún cree que lo peor de la pandemia está por venir.

Por primera vez se ha preguntado sobre la preocupación de la población por las nuevas variantes del coronavirus, y esta se sitúa entre las cuatro preocupaciones más mencionadas. También por primera vez se ha evaluado la autopercepción de bienestar emocional, utilizando para ello la escala de la OMS 'Well Being Index' ('WHO-5'). Las personas participantes obtuvieron una puntuación media total de 52 puntos (con un rango posible de 0 a 100) en el cuestionario 'WHO-5', lo que indica un valor moderado de bienestar emocional.

Otro de los indicadores que desciende es la percepción de la gravedad de la enfermedad: en esta ronda sólo el 31 por ciento de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. La percepción de probabilidad de contagio en general es la más baja de todas las rondas: únicamente el 16 por ciento de los encuestados cree que tiene muchas probabilidades de contagiarse.

La percepción de probabilidad de contagio en situaciones específicas (espacios cerrados, transporte público, reuniones familiares*) también muestra esta tendencia a la baja. Con respecto a la autoeficacia percibida de las medidas preventivas, aumenta y se logran los valores más altos de todas las rondas: un 36 por ciento de las personas encuestadas cree que es fácil evitar contagiarse.

EL USO DE LAS MASCARILLAS, LA MEDIDA QUE MÁS SE CUMPLE

Utilizar mascarillas sigue siendo la medida más usada (media: 4,7), y aumenta ligeramente en relación a la ronda anterior, como también sucede con ventilar espacios cerrados. Sin embargo, en el resto de medidas preventivas se observan disminuciones en la frecuencia de cumplimiento, particularmente en el uso del gel hidroalcohólico, guardar la distancia física, no ir a sitios concurridos, evitar el transporte público y restringir reuniones familiares y sociales.

La alfabetización en salud continúa la tendencia creciente de rondas anteriores. Destaca el aumento que experimentan las cuestiones relativas a la vacunación: decidir si 'debo vacunarme' pasa de una media de 3,1 (en un rango de 1, muy difícil, a 4, muy fácil) a 3,3 en esta ronda; entender los riesgos y beneficios de la vacunación pasa de un 2,9 a un 3,1; encontrar información sobre las vacunas pasa de un 2,6 a un 2,8; y valorar si la información que dan los medios sobre las vacunas es fiable pasa de un 2,3 a un 2,5.

Por otra parte, un 37 por ciento ya había recibido alguna dosis de la vacuna en el momento de responder la encuesta. Con la vacunación en España significativamente avanzada, el porcentaje de personas que dicen que se la pondrían aumenta de manera importante (85% frente al 74% en la ronda anterior, porcentaje que incluye a quienes ya se han vacunado).

Entre las personas encuestadas que dicen no querer vacunarse, los motivos más frecuentemente mencionados son similares a los la ronda anterior, destacando la falta de información y percepción de riesgos para la salud.

Esta ronda del estudio incide más en la información y percepción sobre vacunas, incluyendo más cuestiones. Se ha preguntado por primera vez a las personas con hijos o hijas menores de 18 años si les vacunarían en el caso de que hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada; casi dos tercios (un 65%) han respondido que seguro que les pondrían la vacuna.

Además, se ha ampliado la evaluación de otros aspectos, incluyendo por ejemplo la información recibida sobre la vacuna y la satisfacción con el proceso de vacunación. La satisfacción es muy alta (superior a 4 en una escala con rango entre 1, poco satisfecho, y 5, muy satisfecho) para "el tiempo de espera hasta la citación", "el método de citación", "el acceso al lugar de la vacunación y "el tiempo de espera en el sitio de la vacunación".

Otra de las nuevas preguntas trata sobre la opinión en torno a la posibilidad de que en un futuro se permitiera a las personas vacunadas con la pauta completa realizar distintas actividades. En un rango de 1 (nada de acuerdo) al 5 (totalmente de acuerdo), la población opina que los vacunados deberían seguir cumpliendo con todas las restricciones del coronavirus en los espacios públicos, en el lugar de trabajo y en presencia de personas de riesgo (con una media de 4,1 sobre 5).

CONOCIMIENTOS SOBRE CORONAVIRUS

En cuanto al grado de conocimiento en torno al coronavirus, vuelve a observarse una ligera bajada en la mayoría de las respuestas propuestas con respecto a las rondas anteriores, particularmente en las preguntas "Si se es PCR o test es negativo hoy, podría ser positivo al día siguiente" (75% de los encuestados responde correctamente, frente al 81% de hace dos rondas) y "el coronavirus se transmite por el aire" (77% de los encuestados responde correctamente, frente al 85% de hace dos rondas).

El porcentaje de personas encuestadas que cree incorrectamente que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia pasa del 6 por ciento en la ronda anterior al nueve por ciento en esta ronda. Crecen ligeramente las respuestas que erróneamente consideran que la mascarilla se debe quitar para toser o estornudar, al pasar de un 5 por ciento a un 7 por ciento en esta ronda.

Otro de los descensos registrados se refiere a la frecuencia de búsqueda de información, siguiendo la tendencia ya observada en la ronda anterior: en esta sexta ronda el porcentaje de la población que indica que nunca o casi nunca consulta la información sobre coronavirus supera ya un tercio del total.

En cuanto a la valoración de las decisiones tomadas, aumenta el acuerdo con las decisiones destinadas a reducir la propagación del coronavirus en España, y baja la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas (del 45% en la ronda anterior al 36% en la actual), así como el porcentaje de personas que piensan que las decisiones han sido exageradas. En caso de un rebrote significativo, las medidas con las que más de acuerdo está la población serían unificar la normativa a nivel nacional (media de 3,9 sobre 5), confinar las zonas más afectadas (3,7) y prohibir reuniones con no convivientes (3,6).

Para leer más