Actualizado 16/05/2013 16:56 CET

Angelina Jolie podría reducir en un 90% su riesgo de padecer cáncer de ovario si también se los extirpase

Angelina Jolie En El Estreno En España De The Tourist
EUROPA PRESS

Esto disminuiría aún más sus posibilidades de tener tumores mamarios, aunque provocaría una menopausia precoz con sus correspondientes efectos

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Angelina Jolie podría reducir en un 90 por ciento su riesgo de padecer cáncer de ovario si también se los extirpase, según ha señalado a Europa Press la coordinadora de la Sesión de Cáncer Hereditario de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la doctora Carmen Guillén.

La oscarizada actriz, que es portadora de la mutación genética BRCA1 y que sufrió la pérdida de su madre por culpa de un cáncer de mama, decidió recientemente realizarse una doble mastectomía, ya que tenía predisposición genética a padecer cáncer de ovario y de mama.

Por ello, y según se ha conocido este jueves, Jolie se está planteando extirparse los ovarios, lo que a juicio de Guillén le reportaría un beneficio, en cuanto a que "disminuiría su riesgo de padecer un cáncer de ovario". De esta forma, y si decide llevar a cabo esta decisión personal, "le quedaría menos de un 10 por ciento de riesgo de tumor ovárico", explica.

Para la también coordinadora de la Unidad de Cáncer Familiar del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, el seguimiento de este tipo de cáncer es "bastante difícil" por las pruebas que se utilizan habitualmente, "que son ecografía transvaginal y, en algunas ocasiones, los marcadores tumorales". Para cáncer de ovario, "el resultado de cribado normalmente no es bueno", zanja.

No obstante, ésta no es la única ventaja que la actriz puede obtener si finalmente se extirpa las gónadas, ya que también puede reducir aún más sus probabilidades de padecer tumor mamario. Así, Guillén explica que, si se hace la operación profiláctica de los ovarios antes de la menopausia, le puede bajar el riesgo de tener este cáncer "a menos del 50 por ciento del que tuviera".

LAS POSIBILIDADES DE TUMOR NUNCA SE ELIMINAN POR COMPLETO

Teniendo en cuenta la doble mastetomía realizada sobre la intérprete, "es muy difícil que pueda desarrollarlo, ya que si le quedaba ya muy poco riesgo de padecerlo, ahora lo va a bajar un poco más si se quita los ovarios", sostiene la experta. Sin embargo, aclara que "nuca se puede decir que el riesgo es 0", y es que, tras la mastectomía, "pueden quedar células en la cola de la mama", aunque las posibilidades son "bajísimas, casi ínfimas".

En cuanto al hipotético tumor ovárico, las circunstancias son similares ya que, aunque sea "poco frecuente", en algunas mujeres sin ovarios puede aparecer una carcinomatosis peritoneal primaria, que son células que aparecen en el peritoneo y que son "similares a las de los tumores de ovario", destaca Guillén. El tratamiento para éste sería el mismo, aunque "no es un cáncer de ovario en sí", afirma.

Expuesto todo lo anterior, la especialista de la SEOM asegura que "hay que individualizar para cada caso si la extirpación de ovarios es la mejor opción". De cualquier forma, señala que "si se han valorado los riesgos, se ha considerado esta opción y se ha visto que para ella es la mejor, "es una decisión adecuada".

Por último, Guillén también se refiere a los posibles perjuicios para la mujer al no tener ovarios, centrando todos ellos en la provocación de "una menopausia precoz". Por ello, subraya que, en esta cirugía, "hay que tener en cuenta las circunstancias de la mujer".

Así, indica que se debe saber si va a tener más hijos o no y la edad, ya que "no se recomienda a una muy temprana por las posibilidades que confiere de riesgo cardiovascular y otros efectos secundarios". "Osteoporosis, sofocos y sequedad vaginal", son algunos de ellos, concluye.