Publicado 11/01/2021 12:57CET

Alergólogos afirman que la vacuna de Pfizer solo está contraindicada en alergias a polietilenglicol

Una trabajadora sanitaria administra vacuna
Una trabajadora sanitaria administra vacuna - EDUARDO SANZ/EUROPA PRESS

Aconsejan a personas con antecedentes alérgicos que permanezcan, tras la vacunación, 30 minutos en las inmediaciones del centro sanitario

MURCIA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Murciana de Alergología e Inmunología Clínica (Alergomurcia) ha asegurado que, en este momento, no hay razón para contraindicar la vacunación contra el coronavirus con el preparado de Pfizer-BioNTech en personas alérgicas a medicamentos o alimentos.

"Sólo estaría contraindicado en sentido estricto en personas con un diagnóstico previo de alergia a polietilenglicol (o a otros polisorbatos) hecho extremadamente infrecuente", según fuentes de la Sociedad consultadas por Europa Press.

Alergomurcia ha explicado que la vacunación se llevará a cabo en un centro sanitario con personal capacitado para tratar una eventual reacción adversa, por lo que cree que es una medida "prudente" que cualquier persona vacunada permanezca en el centro o en sus proximidades unos 15 minutos tras la dosis. En las personas con antecedentes alérgicos, estima que este intervalo debe ampliarse a 30 minutos.

Al igual que otras vacunas, Alergomurcia cree que debería tomarse una decisión ajustada a cada caso en personas con inmunosupresión, u otras alteraciones de la inmunidad, que puedan interferir con la respuesta inmune que se pretende conseguir.

Asimismo, propone una decisión ajustada para aquellas personas con tratamiento anticoagulante o procesos con riesgo de sangrado que contraindiquen la administración intramuscular de un medicamento.

De la misma forma, la Sociedad ha precisado que el asma bronquial, la diabetes mal controlada, o enfermedades crónicas con importante repercusión funcional "podrían considerarse contraindicaciones en momentos de descompensación". Estos pacientes, añade, "podrían recibir la vacuna una vez estabilizada su situación".

Presentar una alergia a penicilina, a analgésicos, a pólenes, a alimentos o seguir un tratamiento con corticoides en crema o inhalados, según Alergomurcia, "no se consideran una contraindicación para recibir la vacuna".

El haber presentado un proceso alérgico previo y tener prescrita adrenalina inyectable tampoco impediría recibir una dosis de la vacuna, según esta Sociedad, que indica que el paciente "deberá tener preparada su medicación de rescate tal como le haya indicado su médico".

Según la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica [SEIMC] los efectos secundarios más frecuentes son dolor en el lugar de inyección (80%; fatiga (60%); cefalea (50%); mialgias (30%); artralgias (20%); y fiebre (10%).

No obstante, precisa que todos estos efectos secundarios son "de intensidad leve o moderada y desapareciendo en pocos días tras la vacunación". Además, ha idnicado que estas reacciones "son más frecuentes tras la segunda dosis y su frecuencia disminuye con la edad".

En cualquier caso la vacunación, ha recordado que "no es obligatoria y es el paciente, con el consejo de su médico, el que debe tomar su decisión teniendo en cuenta que, tarde o temprano, todos vamos a estar en contacto con el virus".

Por ello, la Sociedad considera que "parece preferible tener un contacto controlado y dirigido en forma de vacuna, con un riesgo medido, que un contacto natural no controlado que no sabemos cómo puede acabar".

Finalmente, Alergomurcia ha precisado que "no es necesario hacer un estudio previo a los alérgicos, por el hecho de serlo, antes de recibir la vacuna de Pfizer-BioNtech", y que el asma bien controlada "no supone un problema para recibir la vacuna".

Contador

Para leer más