El alcalde de Nueva York apelará el fallo judicial que revoca su prohibición de vender bebidas azucaradas de gran tamaño

Actualizado 12/03/2013 12:22:08 CET

Este martes era el día fijado para la entrada en vigor de esta ley que lucha contra la obesidad

MADRID, 12 Mar. (Reuters/EP) -

El alcalde de Nueva York (Estados Unidos), Michael Bloomberg, ha confirmado este lunes que apelará el fallo emitido por el Tribunal Supremo de este estado, por el que se revoca la ley que prohíbe la venta de bebidas azucaradas de gran tamaño en la ciudad de la Gran Manzana.

Esta medida, que entraba en vigor este martes, obligaba a restaurantes, cines y otros negocios hosteleros a no comercializar con líquidos de gran cantidad de azúcar en envases grandes. Sin embargo, el juez encargado del caso, Milton Tingling, ha decidido anularla por considerarla "arbitraria y caprichosa" tras la denuncia presentada por la Asociación Americana de Bebidas y otros grupos empresariales.

"La ley se aplica a algunos pero no a todos los establecimientos de comida de la ciudad, y excluye otras bebidas que tienen concentraciones significativamente más altas de edulcorantes distintos del azúcar por motivos sospechosos", continúa el juez. A su parecer, "las lagunas inherentes a la regla sirven para destripar la finalidad de la norma".

Para Bloomberg, la salud pública es "uno de los pilares de su administración", ya que ha constituido leyes que prohíben fumar en los restaurantes, bares y parques; y ha hecho publicar el contenido calórico de los alimentos, explican los expertos. Por todo ello, considera la decisión judicial como "totalmente errónea".

ESTE TIPO DE ALIMENTOS SE RELACIONAN CON ENFERMEDADES CORONARIAS

A pesar de este revés, el máximo mandatario de Nueva York promete seguir presionando con su esfuerzo para combatir la creciente epidemia de obesidad, la cual "se relaciona con enfermedades del corazón y con la diabetes", señalan. No obstante, no está claro si conseguirá su objetivo, pues su legislatura acaba a finales de 2013.

Pormenorizando en la ley promovida por Bloomberg, la cual ha sido tachada de "extralimitación legal" por parte de los fabricantes de bebidas, ésta prohibía la venta de bebidas azucaradas en envases de más de 473 mililitros. La comercialización de estos productos a partir de junio conllevaría una multa de 200 dólares, más de 153 euros al cambio.

Las razones por la que se decidió a constituirla las encuentra el político en que, por sus efectos perjudiciales, "todos los días muere gente". Para él, esta coyuntura acerca a las personas "a la vida real", ya que "no es una broma".

La otra cara de la moneda la representa el portavoz de la Asociación Americana de Bebidas, Chris Gindlesperger, que presentó la demanda en nombre de empresas como Coca-Cola o PepsiCo. A su juicio, el fallo judicial "es un suspiro de alivio" para los neoyorquinos y para las pequeñas empresas de la ciudad.