Consejos para la siesta perfecta

¿Cuánto tiempo debe durar la siesta?

Dormir, durmiendo
GETTY
Actualizado 01/03/2016 14:54:44 CET

   MADRID, 27 Feb. (EDIZIONES) -

   Al comer se concentra una gran cantidad de sangre en el estómago, lo que disminuye el riego sanguíneo al cerebro y aumentan las ganas de dormir, es decir, de echarse una siesta. Una costumbre que es saludable siempre y cuando la persona esté cansada, lo necesite y duerma un tiempo determinado.

   En este punto, la fisioterapeuta, terapeuta ocupacional y acupuntora en Centro de Fisioterapia Henar de Frutos, Henar de Frutos Gamero, ha asegurado que para despertarse bien de la siesta hay que dormir un máximo de 30 minutos.

   "Ahora bien, a rasgos generales, para una recarga rápida de energía es suficiente con 10 o 20 minutos, para mejorar la capacidad cerebral unos 60 minutos y para aumentar la creatividad unos 90 minutos", ha apostillado.

   El descenso de energía, tal y como ha recalcado la también miembro de Saluspot, ocurre entre las 13.00 y 15.00 horas, y sobre las 14.00 horas existe una ventana fisiológica del sueño (momento de propensión al sueño marcado por nuestro ritmo circadiano) en el que la recuperación de energías es mayor.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA SIESTA

   Dicho esto, la experta ha informado de las ventajas y desventajas que tiene la siesta. Respecto a lo primero, ha asegurado que mejora el rendimiento y la digestión, disminuye el riesgo de padecer infartos, mejora el bienestar global, baja la hipertensión arterial y el estrés, y favorece el mantenimiento de las funciones cognitivas.

   No obstante, y debido a que en esas horas hay más ruidos y cuesta más descansar, Frutos Gamero ha avisado de que puede aparecer frustración, dolores de tipo artrósico, artrítico, respiratorios o, incluso, un estado de confusión por el cambio de ubicación.

   "La siesta sólo perjudica al sueño cuando es demasiado prolongada (más de una hora) y/o demasiado tardía (cercana al sueño nocturno)", ha explicado para comentar que la postura bocarriba o decúbito supino facilita la aparición de ciertos problemas como los respiratorios (apnea del sueño o ronquidos) y el reflujo.

   Finalmente, y respecto al lugar más aconsejable para dormir la siesta, la doctora ha recomendado buscar sitios donde se esté tranquilo, con poca luz y ruido. "Será más sencillo dormirse en la cama, aunque para muchos su lugar favorito sea el sofá. Cada uno que elija el suyo, aunque sí se dice que dormir semisentados ayuda a que el despertar sea más fácil y a que no caigamos en un sueño demasiado profundo", ha zanjado.

   Si quieres saber más sobre la siesta y sus beneficios, en Infosalus.com te recomendamos: La siesta repara los efectos de dormir poco.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter