Contador

Puede perjudicar su desarrollo intelectual

Riesgos de dar dieta vegana a los niños

Dieta sana. Verduras y hortalidas.
HM HOSPITALES
Publicado 04/01/2017 15:03:27CET

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La nutricionista del servicio de Endocrinología y Nutrición de los Hospitales Universitarios HM Montepríncipe y HM Torrelodones (Madrid), Mamen Palomo Domingo, ha asegurado que la dieta vegana no es más sana que la mediterránea y que, incluso, puede interferir en el desarrollo físico e intelectual de los niños.

Las personas que siguen una dieta vegana se alimentan exclusivamente de alimentos de origen vegetal. Este tipo de alimentación implica un alto consumo de verduras, carbohidratos complejos y fibra, por lo que tiene un efecto cardiosaludable.

"Una dieta vegana bien planificada puede ser igual de saludable que la dieta mediterránea. Pero ser vegano no es más saludable. Además, la vegana es una dieta compleja que requiere altos conocimientos y la supervisión de un nutricionista. El desconocimiento y una planificación inadecuada puede conllevar carencias de algunos nutrientes esenciales, lo que puede dar lugar a problemas de salud", ha argumentado la experta.

Ahora bien, para que sea saludable, la dieta vegana debe planificarse adecuadamente e incluir una gran variedad de alimentos que nos ayude a conseguir el aporte de nutrientes necesario. Así, ha aconsejado a las personas que siguen esta dieta alimentos de origen vegetal ricos en calcio y hierro, así como frutas y verduras ricas en vitamina C para favorecer la absorción de hierro.

DÉFICIT DE VITAMINAS Y PROTEÍNAS

Otros consejos pasan por exponerse al sol, tomar vitamina B12, comer alimentos que contengan grasas poliinsaturadas omega 3 y consumir hidratos de carbono integrales para evitar un exceso de azúcares simples. Y es que, esta dieta suele tener un déficit de vitamina B12, calcio, hierro, vitamina D, ácidos grasos omega-3 y proteínas.

En el caso de los niños, Palomo ha comentado que esta dieta conlleva demasiadas limitaciones y, por tanto, no es la más adecuada en esta etapa de la vida. "La opción más saludable para niños y adolescentes -afirma- es aquella que incluya la mayor variedad de alimentos posible. Cuantas menos restricciones, mejor. Una dieta mediterránea adaptada al estilo de vida y actividad física de cada persona es la mejor opción para mantener un estado de salud óptimo", ha recalcado.

No obstante, en aquellos casos en los que los padres sean veganos y quieran que sus hijos sigan este tipo de alimentación, ha aconsejado que se opte por opciones menos estrictas como la dieta ovo-lacto-vegetariana, que incluye el consumo de huevos y lácteos. Además, añade, han de tener en cuenta la suplementación de los nutrientes que no se encuentren en los alimentos consumidos. "Un déficit de calcio, vitamina D y proteínas de alto valor biológico podría afectar al crecimiento y, un déficit de omega 3, a su desarrollo intelectual", ha zanjado.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter