HIDRATARSE O ELIMINAR BEBIDAS CALÓRICAS

Moderar el consumo de carne y preparar recetas sencillas, claves para una dieta saludable en verano

Chuleta, carne, barbacoa
PIXABAY
Publicado 10/08/2017 12:39:54CET

   MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Con la llegada del verano, el calor y las vacaciones, los hábitos saludables pueden verse alterados y, por ello, es recomendable seguir una serie de pautas para mantener una dieta saludable, como por ejemplo, moderar el consumo de carne roja o preparar recetas sencillas, según han aconsejado desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

   Lo aconsejable, según los expertos de la SEEN, es tomar más raciones de pescado que de carne a la semana, en torno a 5-6 de pescado, de los cuales al menos 3 deberían ser de pescado azul. Además, realizar recetas sencillas también es "importante" para así no incrementar el aporte calórico; así como tomar las verduras crudas, por ejemplo, pues es la mejor forma de aprovechar todas sus vitaminas y minerales.

   La dieta mediterránea sigue marcando las pautas en una dieta saludable, tanto que los nutricionistas han calificado como "muy importante" seguir un patrón de dieta mediterránea, que podría resumirse en utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición; o consumir diariamente frutas, verduras, pan y otros alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente sus productos integrales) o legumbres. Unos hábitos que se deben seguir durante todo el año y, "por supuesto", en los meses de verano.

   Junto a esto se puede añadir el consumo de frutas y hortalizas de temporada, ya que, además de hidratar (otro de los consejos de la SEEN), son muy bajas en calorías. A media mañana y a media tarde son buenos momentos para tomar piezas de fruta o porciones de sandía o melón que, aunque tengan un sabor muy dulce, tienen un bajo aporte de azúcares, pudiendo, también, consumirse por las personas con diabetes.

   Los especialistas han querido también hacer hincapié en los helados, pues han recomendado ingerirlos solo de forma "ocasional", "controlada" y "conociendo su composición nutricional". En el caso de los postres o los tentempiés, es recomendable el consumo de fruta, o de postres lácteos que contenga la contengan ya que nos permitiría aportar prebióticos y probióticos.

   Además, moderar la ingesta de comida, eliminar las bebidas calóricas, así como limitar el consumo de grasas contribuirán igualmente a llevar una dieta saludable, un hábito en el que incrementar la actividad física cobra un papel "fundamental", para así no aumentar de peso.

   La miembro del área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), María José Tapia, ha concluido esta serie de consejos añadiendo que "siguiendo los patrones de dieta mediterránea, la alimentación debería variar de acuerdo a las estaciones del año, teniendo en cuenta el consumo de productos de temporada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter