III Jornadas UCM-ASEN

Mantener el peso no está reñido con el consumo de cerveza

Tapas con cervezas
EUROPA PRESS/CENTRO DE INFORMACIÓN CERVEZA Y SALUD
Publicado 07/02/2016 9:14:34CET

   MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las personas que deseen mantener la pérdida de peso después de una dieta pueden incluir un consumo moderado de cerveza en su alimentación, según ha asegurado la doctora de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, Susana Monereo.

   La experta se ha pronunciado con motivo de la presentación del documento 'Mantenimiento de la pérdida de peso y consumo moderado de cerveza' durante la celebración de las III Jornadas UCM-ASEN tituladas 'Nutrición como estrategia en la mejora y promoción de la salud'.

   En concreto, en el trabajo se explica cómo el paciente puede continuar con una alimentación completa y saludable sin dejar de lado las costumbres propias de la cultura española como salir a comer, tomar el aperitivo o disfrutar de una caña. En este sentido, el consumo moderado de bebidas fermentadas, como la cerveza, pueden incluirse en la vida de las personas que deseen mantener la pérdida de peso después de una dieta.

   Y es que, tras la pérdida de peso muchos pacientes vuelven a su antiguo estilo de vida, lo que conlleva la recuperación del volumen perdido, además de una pérdida de motivación y autoestima. De hecho, solo alrededor de un 20 por ciento de las personas que han perdido hasta un 10 por ciento de su peso son capaces de mantenerlo ya que conservar el peso supone un mayor esfuerzo durante los primeros años.

MÁXIMO 30G DIARIOS DE ALCOHOL EN HOMBRES Y 20G EN MUJERES

   Entre las pautas que podrían ayudar a vencer la tendencia a recuperar el peso se encuentran programar el menú semanal y la compra, dedicar el tiempo a la preparación de los platos o realizar entre 4 y 5 comidas al día, todo ello "sin dejar de lado" las costumbres propias de nuestra cultura mediterránea. También se recomienda la ingesta de agua como bebida universal de elección para conseguir una buena hidratación y calmar la sed.

   Por otro lado, es aconsejable respetar las horas de sueño (entre 7 y 8 horas diarias) y dedicar de 30 a 60 minutos al día a practicar actividad física de intensidad moderada para mejorar la masa muscular, la capacidad física y, por supuesto, ayudar a mantener el peso.

   "Las personas que deseen mantener la pérdida de peso tras una dieta pueden incluir un consumo de cerveza en su alimentación, siempre que se haga de manera moderada. En este aspecto, la OMS recomienda, de forma general, no superar el consumo de 30 gramos de alcohol al día en hombres y 20 gramos en mujeres. En el caso de encontrarse en periodo de mantenimiento de peso el consumo de bebidas con contenido alcohólico debería reducirse. En concreto, el consumo de cerveza no debería superar dos cañas al día para los hombres y una para las mujeres", ha zanjado la experta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter