Para el periodo 2015-2020

Las guías americanas de nutrición recomiendan la dieta mediterránea

Dieta mediterránea
JOSE A.ROJO
Actualizado 29/01/2016 13:35:08 CET

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las nuevas Guías Alimentarias para el periodo 2015-2020, realizadas por el departamento de Salud y el departamento de Agricultura de Estados Unidos, recomiendan a la población americana llevar a cabo la dieta mediterránea y aumentar el consumo de frutas y verduras, según ha informado la Asociación Española de Fabricantes de Zumos.

   Se trata de unos documentos en los que se ofrecen las directrices generales para fomentar hábitos alimenticios saludables y se analizan los hábitos alimentarios de los norteamericanos, estableciendo recomendaciones para adoptar un patrón de alimentación más saludable.

   Además, estas guías también confirman que un patrón de alimentación saludable no debe ser una receta rígida, sino un marco adaptable en el que se puede disfrutar de los alimentos que satisfagan las preferencias personales, culturales y tradiciones que encajen en el presupuesto personal.

   La información contenida en las Guías Alimentarias se utiliza en la elaboración de alimentos, la nutrición, las políticas y programas de salud federales. También es la base de diversos materiales de educación nutricional federales dirigidos a los consumidores y a los especialistas, políticos y profesionales responsables de la educación nutricional y de los programas alimentarios de la administración de Estados Unidos.

   En este sentido, proponen seguir un patrón de alimentación saludable, el cual debe incluir legumbres, cereales, lácteos bajos en grasa, distintos tipos de proteína, aceites, verduras y frutas, que también pueden ser consumidas en forma líquida como zumos de fruta; y cuidar la variedad y cantidad de nutrientes y alimentos que se ingieren.

   Además, aconsejan limitar las calorías procedentes de los azúcares añadidos y de las grasas saturadas al 10 por ciento de las calorías diarias y reducir la ingesta de sodio; cambiar la selección de alimentos y bebidas por otros ricos en nutrientes y que cubran los distintos grupos de alimentos; y promover los patrones de alimentación saludables de otras personas, en el hogar y en los centros escolares para que los más pequeños adopten hábitos de vida saludables.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.