Alternativas para reducir el colesterol

Esteroles vegetales: preguntas y respuestas

Actualizado 07/04/2014 17:20:24 CET
Esteroles, extractos naturales de alimentos saludables
Foto: GETTY

MADRID, 7 Abr. (Infosalus/EP) -

   Los esteroles y estanoles vegetales, también conocidos como fitoesteroles y fitoestanoles, son extractos naturales que se encuentran de forma natural en pequeñas cantidades en muchos alimentos naturales como frutas, verduras y hortalizas, aceites vegetales, nueces y cereales.

   La 'Fundación Hipercolesterolemia Familiar' (www.colesterolfamiliar.org) señala en su web la importancia de consultar al médico de cabecera a la hora de tomar cualquier tipo de alimento enriquecido con estos componentes vegetales y responde a algunas de las cuestiones más importantes sobre ellos.

¿Por qué pueden ayudar a reducir el colesterol?

   Los fitoesteroles, tienen una estructura similar al colesterol, sin embargo el organismo humano no puede absorberlos. De hecho, cuando estas sustancias son ingeridas en el contexto de una dieta normal, los fitoesteroles interfieren en la absorción del colesterol en el intestino humano, causando un descenso en las concentraciones de colesterol en sangre.

¿Son realmente efectivos?

   En numerosos estudios, en los que parte de la grasa de la dieta se ha sustituido por esteroles vegetales en una dosis de unos 2 gramos al día, se ha conseguido una reducción del colesterol LDL (el colesterol malo) de entre un 10% y un 15%. Por lo tanto, la ingestión de unos 2 gramos al día de esteroles vegetales con una dieta saludable puede ser un método eficaz para ayudar a disminuir las concentraciones elevadas de colesterol. Conviene recordar que los alimentos enriquecidos con esteroles o estanoles vegetales también aportan kilocalorías. Por lo tanto, para compensarlas es necesario restringirlas en otros alimentos.

¿Nuestra dieta aporta los suficientes fitoesteroles para conseguir reducir el colesterol?

   La ingesta diaria de fitoesteroles varía ampliamente en la población, dependiendo del tipo y de la cantidad de alimentos vegetales que se consuman. La ingesta habitual de esteroles en una dieta normal es de unos 100 a 300 mg por día. Los vegetarianos tienen una mayor ingesta (de 300 a 500 mg). Sin embargo, la ingesta diaria típica es insuficiente para producir un efecto significativo en la reducción del colesterol.

¿Si tomamos más cantidad de fitoesteroles conseguiremos mayores beneficios?

   El consumo de más de 3 gramos de esteroles vegetales al día no proporciona una mayor reducción del colesterol y por lo tanto debe ser evitado.

¿El consumo de esteroles vegetales está indicado en todas las personas?

   Los productos enriquecidos con esteroles o estanoles vegetales pueden no ser nutricionalmente adecuados para mujeres embarazadas y durante lactancia, y niños menores de 5 años.

¿Se observa la misma reducción de colesterol en todas las personas?

   Las personas son diferentes, por la tanto, la reducción del colesterol depende de los antecedentes familiares, así como de los factores que influyen en la dieta y en el estilo de vida.

¿Cuáles son los alimentos enriquecidos con fitoesteroles?

   Los esteroles vegetales extraídos de las plantas no pueden añadirse a los alimentos con facilidad. En cambio, si se procede a su esterificación mediante ácidos grasos se forma un esterol esterificado de plantas que puede incorporarse a los alimentos sin dificultad (especialmente a la parte grasa como las margarinas, leches o yogures), sin cambiar el sabor ni la apariencia de los mismos.

Normativa y etiquetado europeos

   Según señala en su página web el Consejo Europeo de Información Alimentaria (www.eufic.org) el consumo diario de 2 a 3 g de esteroles y estanoles durante periodos de uno a doce meses puede provocar una ligera disminución de los niveles de carotenoides del plasma. Esto puede evitarse llevando una dieta que comprenda las cinco raciones recomendadas de frutas y verduras con un elevado contenido de carotenoides (por ejemplo, frutas y verduras de color verde oscuro, amarillo y naranja).

   De esta forma, dado que el consumo de más de 3 g al día no reduce en mayor medida el colesterol y puede disminuir los niveles de betacaroteno en la sangre, el Comité Científico de la Alimentación Humana de la Unión Europea acordó que es preferible no superar esta cantidad.

   Así, la Comisión Europea ha autorizado la utilización de esteroles y estanoles vegetales en la elaboración de una serie de alimentos como margarinas amarillas, aliños para ensaladas, leche, leches fermentadas, yogures y queso, bebidas de soja y salsas picantes, siempre y cuando éstos se presenten en porciones que contengan cada una un máximo de 3 g (si se consume una porción al día) o 1 g (si se consumen tres porciones al día).

   La normativa sobre etiquetado de la Comisión especifica que en su etiqueta cada producto debe indicar con claridad que contiene esteroles y estanoles vegetales, además de incluir indicaciones sobre su conveniencia y uso como "indicado exclusivamente para personas que quieran reducir sus niveles de colesterol sanguíneo" o "los pacientes que tomen medicamentos para reducir el colesterol deberán consultar a su médico antes de consumir este producto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter