Contador

Estudio

Los españoles consumen cada día una media de 76 gramos de azúcar, lo que supone el 17% de la ingesta total de energía

Zumo de frutas
PIXABAY
Publicado 20/04/2017 18:53:38CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los españoles consumen cada día una media de 76,3 gramos de azúcar, lo que supone el 17 por ciento de la ingesta total de energía, según se desprende de la investigación 'Ingesta dietética de azúcares (añadidos e intrínsecos) y fuentes alimentarias en la población española: resultados del estudio científico ANIBES', publicada en la revista 'Nutrients'.

En concreto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define a los azúcares intrínsecos son aquellos incorporados en la estructura de frutas y verduras y hortalizas frescas y enteras sin manipular ni procesar. Además, define los azúcares añadidos como los incorporados a los alimentos y bebidas durante el procesado (ya sea por el fabricante, cocinero o el propio consumidor), así como los azúcares naturalmente presentes en miel, jarabes, zumos de fruta y néctares.

"Si disgregamos los datos, la media de ingesta diaria de azúcares intrínsecos fue de 42,4 gramos al día y la de azúcares añadidos de 28,8 g/día, lo que supone un 9,6 por ciento y un 7,3 por ciento de la energía total respectivamente", ha comentado el de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y director del Grupo de Investigación en Nutrición y Ciencias de la Alimentación (CEUNUT), Gregorio Varela-Moreiras.

En lo que respecta a la población infantil de 9 a 12 años, que es el grupo de edad con la mayor ingesta total de azúcares, ésta se sitúa en los 91,6 gramos al día, lo que supone el 18,8 por ciento de la energía total. En este sentido, los subgrupos de alimentos y bebidas conformados por las leches, el chocolate, los zumos y néctares, las frutas y la bollería y pastelería aportan el 60 por ciento de la ingesta diaria de este tipo de azúcares consumidos por este grupo, seguidos por los refrescos con azúcar y el yogur y las leches fermentadas.

Además, los adolescentes (13-17 años) son los que tienen una mayor ingesta de azúcares añadidos, (45,9 gramos al día de una ingesta total de azúcares de 88,4 gramos al día), mientras que el grupo de edad de menor consumo de azúcares añadidos fue el de mayores (65-75 años), con una ingesta de 35,2 gramos al día de un consumo de azúcares totales de 78,4 gramos al día.

PRINCIPALES FUENTES DE AZÚCARES INTRÍNSECOS

Los cinco grupos y subgrupos de alimentos y bebidas que actuaron como principales fuentes de azúcares intrínsecos en el estudio fueron el grupo de las frutas, el subgrupo de las leches, el subgrupo de los zumos y néctares, el grupo de las verduras y hortalizas, así como los subgrupos del yogur y leches fermentadas.

Asimismo, y analizando los datos entre sexos, la población femenina tendía a ingerir una mayor proporción de azúcares intrínsecos procedentes de grupos y alimentos y bebidas como las frutas, las verduras y hortalizas o la leche y productos lácteos, que habitualmente están considerados dentro de un modelo alimentario saludable. "A la vez ingerían una menor proporción de alimentos y bebidas como zumos y néctares, bebidas alcohólicas de baja graduación o refrescos con azúcar", ha explicado.

Respecto a los azúcares añadidos, sus principales fuentes alimentarias en el total de la población 'ANIBES' (9-75 años) fueron los subgrupos de refrescos con azúcar, azúcar, bollería y pastelería, chocolate, yogur y leches fermentadas, otros productos lácteos, mermeladas y otros, zumos y néctares, cereales de desayuno y barritas de cereales, otros dulces, bebidas para deportistas, pan y precocinados.

"El subgrupo integrado por el chocolate fue la fuente alimentaría que más azúcares añadidos aportó al grupo de edad de los niños (9-12 años). A éste le siguen los siguientes subgrupos de alimentos y bebidas: refrescos con azúcar, bollería y pastelería, otros productos lácteos, yogur y leches fermentadas, zumos y néctares, azúcar, cereales de desayuno y otras barritas de cereales, otros dulces, bebidas para deportistas, mermeladas y otros y precocinados. La suma de todos ellos incluye más del 95 por ciento de la contribución de este tipo de azúcares a la alimentación diaria de los más pequeños", ha explicado el especialista.

En el grupo de adolescentes (13-17 años) el subgrupo del chocolate ocupa el segundo lugar tras el de los refrescos con azúcar como fuente alimentaria de azúcares añadidos. A estos les siguen los subgrupos de la bollería y pastelería, el azúcar, los zumos y néctares, otros productos lácteos, los yogures y leches fermentadas, los cereales de desayuno y barritas de cereales, otros dulces, las mermeladas y otros, las bebidas energéticas y los precocinados.

"Se requieren esfuerzos para mejorar la calidad de la alimentación diaria en las poblaciones más jóvenes donde sus patrones y tendencias sean motivo de preocupación. Además, son necesarios más estudios sobre las asociaciones entre la ingesta de azúcares totales, así como de manera individual, y los problemas de salud y enfermedades crónicas en España para una mayor precisión en la política nutricional a seguir", ha zanjado.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter