España suspende en el consumo adulto de agua

Mujer y hombre bebiendo agua
PIXABAY
Publicado 23/01/2018 18:24:19CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ingesta media de agua en España entre la población adulta es de 1,7 litros al día en hombres y 1,6 litros en mujeres, muy por debajo de las cantidades recomendadas por las autoridades europeas, según los resultados de un estudio publicado recientemente en la revista 'Nutrients'.

El objetivo del estudio era conocer la contribución de las bebidas a la ingesta dietética de agua y evaluar si la población adulta de la Unión Europea consume cantidades adecuadas de agua recomendadas por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés), que se sitúa en 2,5 litros/día y 2,0 litros/día para hombres y mujeres mayores de 14 años, respectivamente.

El estudio incluyó también el consumo en Italia, que es de 1,7 litros de media al día en ambos sexos, y en Francia, donde las mujeres si cumplen con las recomendaciones de la EFSA, al consumir 2,1 litros al día de media. En el caso de los hombres, el consumo medio es de 2,3 litros al día, muy por encima de los datos de España.

Además, los resultados del estudio muestran que en ambos sexos el agua fue la fuente principal de hidratación en los tres países. Y en lo que respecta al resto de bebidas, las más consumidas por los hombres atendiendo a los tres países fueron las bebidas calientes en el caso de Francia, seguida de la leche en España y las bebidas alcohólicas en Italia, con porcentajes del 23%, 17% y 15%, respectivamente.

En mujeres repiten las bebidas calientes en Francia (30%) y la leche en España (19%). En Italia, en cambio, el porcentaje más alto también fue para las bebidas calientes (9%).

Además, en España las bebidas aportan el 12 por ciento de la ingesta diaria de energía, que asciende a 1.790 kilocalorías al día, cuando las recomendaciones internacionales establecen que la ingesta diaria de energía proveniente de las bebidas no debe exceder del 10 por ciento.

El estudio destaca que "un estado de hidratación adecuado se asocia con la preservación de las funciones físicas y mentales y que la ingesta de agua es la forma más adecuada de hidratarse".

No obstante, el análisis señala que "existen otros líquidos con capacidades similares de hidratación que pueden proporcionar nutrientes, estimular, alimentar o simplemente resultar apetecibles". A este respecto, el análisis hace referencia a que dada "la amplia variedad de bebidas existentes en la actualidad, se deberían elaborar recomendaciones específicas respecto a estos líquidos, incluyendo su capacidad para hidratar, para suministrar energía u otros nutrientes, así como cualquier otro efecto en el organismo".