¿Engorda la fruta?

Fruta
GETTY IMAGES /
Actualizado 12/02/2018 9:24:43 CET

   MADRID, 12 Feb. (EDIZIONES) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la ingesta diaria de cinco verduras y hortalizas para llevar una dieta sana y equilibrada. Son fuente de agua, fibra, vitaminas, minerales y de otros componentes con efectos sobre la salud. Con alguna excepción, son alimentos bajos en calorías, según afirma la asociación '5 al día', encargada de promover el consumo de estos productos.

   Desde la asociación recuerdan que se denominan frutas a los frutos comestibles de naturaleza carnosa, que se pueden comer sin preparación. "Aunque el tomate o el pepino cumplen todos los criterios para ser consideradas como frutas, por motivos culturales suelen incluirse en el grupo de hortalizas", advierte.

   Por todos es conocido el alto contenido en calorías del coco (aunque tiene mucho potasio), del aguacate (ayuda a regular el colesterol), de los higos (tienen mucha fibra), del plátano o de la chirimoya. ¿Pero realmente su consumo engorda?¿Hasta qué punto los beneficios superan a la calorías, que tampoco son tan elevadas?.

   En este sentido, el presidente de la Sociedad Española de Nutrición, el profesor Luis Moreno, explica a Infosalus que, en general, las frutas son alimentos que no contribuyen especialmente a la ganancia de peso y, de hecho, defiende que se puede recomendar su consumo casi libremente, incluso en el tratamiento de pacientes con obesidad.

   Eso sí, precisa que si tienen hidratos de carbono sí pueden contribuir a la ganancia de peso en cierta medida, si bien advierte de que la fruta es de los alimentos que menos densidad energética tiene.

EL PODER DE LA FRUTA

   El profesor de la Universidad de Zaragoza resalta además que hay diferencias entre unas frutas y otras, aunque todas son alimentos que tienen unas características muy positivas porque tienen un contenido elevado de agua.

   "Eso es importante porque favorecen nuestra hidratación y el 20% del agua que consumimos viene de los alimentos, y en gran parte de las frutas. También tienen en general una densidad o un contenido de calorías bajo, a lo cual se añade que en paralelo tienen un contenido en micronutrientes muy elevado, de vitaminas y de minerales", señala el experto en nutrición.

   Igual que en otros grupos de alimentos, en la fruta la estacionalidad y la diversificación son importantes, así como el consumo de productos locales. "En general son todas sanas y hay que diversificar y no siempre comer naranja, o siempre comer plátano. Hay que diversificar en la medida de lo posible", subraya el especialista.

   Además, el presidente de la Sociedad Española de Nutrición considera a la fruta un gran aliado en el picoteo entre horas, aunque todo en su justa medida. A su juicio, se deben repartir alimentos en al menos cuatro o cinco comidas, y hay que evitar lo que teóricamente hacen algunas personas, como comer con mucha frecuencia a lo largo del día y sin una estructura muy organizada.

   "Todas las comidas son una oportunidad para incorporar las frutas. Incluso para las comidas menos importantes en cantidad, lo ideal es introducir alimentos de dos grupos, productos derivados de los cereales, a ser posibles integrales, y la fruta o la verdura. En España no tenemos tradición de comernos una zanahoria, por ejemplo, o un lácteo, por ejemplo como picoteo entre horas. Por supuesto las frutas ocupan un lugar importante en esos momentos del consumo", sentencia el experto.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.