El consumo de legumbres desciende un 60% y se sitúa en "niveles preocupantes", según expertos

El consumo de legumbres cae un 60% en España
ISTOCK - Archivo
Publicado 28/05/2018 13:58:05CET

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El consumo de legumbres en España ha descendido de 3,9 raciones por persona y semana a 1,4 desde los años 80, un descenso ligeramente superior al 60 por ciento, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, hechos públicos con motivo del Día Nacional de la Nutrición, dedicado al consumo de este alimento.

Estos niveles son "preocupantes", tal y como ha valorado la directora ejecutiva de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), Teresa Robledo, puesto que se encuentran muy por debajo de las cantidades recomendadas por organismos nacionales e internacionales, que cifran las raciones semanales en tres y entre 25 y 45 gramos diarios.

El consumo medio de legumbres en la población adulta española se sitúa alrededor de 12,4 gramos al día, un número que está lejos de lo citado anteriormente. La población infantil, por su parte, consume 10,7 gramos en niños de 1 a 3 años y casi 18 gramos los que se encuentran en edades comprendidas entre los 10 y los 17 años. Además, las mujeres embarazadas consumen 10 gramos, un valor inferior a la media de toda la población adulta.

En esta línea se ha manifestado igualmente el secretario general de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, que ha apuntado que el consumo en España de este alimento "no es el óptimo".

La ingesta de legumbres se torna fundamental para el mantenimiento de un estilo de vida saludable y la prevención de las llamadas enfermedades no transmisibles, como la obsesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. En este contexto Castrodeza, ha defendido la dieta mediterránea, en la que las legumbres son un alimento "clave y básico".

Una de las razones que explican el descenso en la ingesta de este alimento es que tiene "la particularidad de haber sido demonizado porque mucha gente piensa que engordan", ha apuntado la presidenta de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), la doctora Ascensión Marcos, que ha añadido que son un grupo de alimentos "prácticamente olvidado".

"Las legumbres no son calóricas", ha explicado en este sentido Castrodeza pero sí son "la sexta fuente de proteínas en la dieta, ya que aportan un 3,6 por ciento, y la octava fuente de hidratos de carbono, con un porcentaje del 2,3".

LOS MÚLTIPLES BENEFICIOS DE LAS LEGUMBRES

Por lo tanto, el objetivo de la FESNAD y de AECOSAN, que han contado con el apoyo de la Asociación Española de Leguminosas, es la concienciación y la sensibilización de la población española de la importancia de la incorporación de este alimento en la dieta semanal.

Lo han hecho con la puesta en marcha de la campaña 'Legumbres: tu opción saludable todo el año', que pretende poner sobre la mesa los múltiples beneficios de este alimento y defiende su ingesta continua, no sólo en el período de otoño e inverno.

Tal y como ha especificado el presidente de la Asociación Española de Leguminosas, el doctor Alfonso Clemente, las legumbres tienen un elevado contenido proteico y en fibra. Aportan más proteínas que ningún otro alimento de origen vegetal, entre un 20 y un 30 por ciento, además de que poseen los aminoácidos esenciales en cantidades adecuadas, menos los azufrados, por lo que complementar su consumo con cereales crea una proteína combinada de máxima calidad.

Tienen un bajo contenido en grasas, en algunos casos, como las judías, inferior al 1 o 2 por ciento. En este sentido, también cuentan con un bajo aporte calórico, según el doctor Clemente.

Cuentan, asimismo, con un elevado porcentaje de carbohidratos y un alto contenido en fibra. "Estamos ingiriendo menos de la mitad de fibra que deberíamos entre 10 y 12 gramos frente a los 25 o 30 recomendados", segun la doctora Marcos.

Son también una fuente adecuada de minerales y presentan vitaminas del grupo B, fundamentalmente la 1 y la 3. Destacable es, además, que es un alimento saciante.

Las legumbres son un elemento especialmente recomendable para personas celíacas, por su ausencia de gluten y para personas diabéticas, puesto que tienen un bajo índice glucémico. "La liberación de glucosa en sangre es lenta y contenida", ha manifestado el presidente de la Asociación Española de Leguminosas.

Pueden consumirse en platos que forman parte de la gastronomía tradicional mediterránea, aunque también "hay tendencia de incorporarlas a las cocinas más innovadoras", según el doctor Clemente. También los supermercados tienden a incluir legumbres en cada vez más alimentos elaborados, ha precisado.

España cuenta con diez legumbres de máxima calidad nutricional y propiedades organilépticas únicas que pueden utilizarse en diversas técnicas culinarias como guisos, purés, ensaladas, guarniciones, aperitivos o, incluso, postres. Por último, debido a su precio, son un alimento apto para todas las economías.