Contador

Día Mundial de la lucha contra la Obesidad

Come bien hoy, vive mejor mañana: 10 hábitos saludables para una mejor salud

Comida, comer
GETTY
Actualizado 12/11/2017 10:18:30 CET

   MADRID, 12 Nov. (EDIZIONES) -

   Una buena alimentación es una vía importante para gozar de una salud envidiable. De hecho, es un factor fundamental en la prevención de enfermedades como la obesidad, la diabetes, los tumores y las enfermedades autoinmunes. No se trata de seguir una dieta sino de abandonar las dietas poco saludables.

   Así lo asegura en una entrevista con Infosalus el cirujano oncólogo y digestivo, y experto de fama internacional en el ámbito de la nutrición y del cáncer, el doctor Henri Joyeux, autor de su nuevo libro 'Come bien hoy, vive mejor mañana' (Planeta). "La alimentación es la base de la salud desde el nacimiento y hay que encontrar una buena alimentación. Hoy la gente está perdida porque hay mucha publicidad con demasiados intereses", subraya el experto.

   A su juicio, las enfermedades que pueden prevenirse a través de una buena alimentación son: sobrepeso, obesidad, que son cancerígenas; el cáncer; enfermedades autoinmunes, como la esclerodermia o el lupus, por ejemplo; aquellas que pueden afectar al tubo digestivo, como por ejemplo la colitis ulcerosa; el reumatismo; la poliartritis; enfermedades neurológicas como el alzheimer o el parkinson; y muchas enfermedades víricas o infecciosas porque, según subraya, con una mala alimentación se reduce la inmunidad.

   "Nuestro cuerpo es muy coherente en el fondo y una buena alimentación se transmitirá a todo el cuerpo. Se pueden por ejemplo resolver problemas articulares, digestivos o neurológicos cambiando los hábitos alimentarios pero no es fácil, exige tiempo", defiende Joyeux.

   Además, el también exprofesor de Medicina sostiene que los alimentos son "la primera medicina", aunque pide tener cuidado con los abusos y con los gurús. "Los medicamentos son útiles cuando nos encontramos realmente enfermos, pero están empezando a imponerse en la mente de las personas sanas y de los médicos como herramientas de prevención", resalta, para incidir también en que "con demasiada frecuencia" algunos laboratorios farmacéuticos están interesados en su propio provecho.

HÁBITOS ALIMENTARIOS ACONSEJABLES

   Por todo ello, el doctor Joyeux recomienda en su libro para tener un futuro más saludable:

   1.- Cubrir las necesidades de agua y minerales: Un adulto necesita en torno a 2,5 litros de agua al día. En los alimentos ya va un litro, por tanto el litro y medio restante se debe beber.

   2.- Toma de cuatro a seis piezas de fruta fresca al día. Elige frutas de temporada. Varía el tipo de fruta a lo largo del día. "No hay mejor costumbre que empezar el día comiendo una manzana", subraya.

   3.- En el día a día, tomar una o dos piezas de verduras crudas (entre 100 y 200 gramos). Come un plato de verduras cocinadas (entre 300 y 350 gramos) como mínimo. Incluye al menos una verdura verde, amarilla o naranja en cada comida. En todas las estaciones debe haber algo de color y vitamina A en tu menú.

   4.- La carne, nunca más de dos o tres veces por semana. "Consumimos demasiada carne. Es malo consumir carne roja en exceso. Asimismo, hay que comer embutidos con moderación. Hay que comer más frutas, no una brocheta de carne de cerdo, sino de fruta, o de pescado, de marisco", agrega.

   5.- Si vas a tomar carne es mejor que sea procedente de seres alados y no de cuadrúpedos.

   6.- Consumir vegetales ecológicos y de proximidad, que sean frescos. "Si se guardan en la nevera que no sea durante más de una semana. Tiene que tener color porque significa que tiene vitaminas. Que tengan fibra", apostilla.

   7.- Una breve cocción al vapor que no supere los 95 grados, además de conservar vitaminas y fitohormonas, convierte en 'bío' los alimentos, pues deja en el agua los metales pesados, pesticidas y otras sustancias tóxicas.

   8.- Hay que evitar en la medida de los posible la leche de vaca y el yogur. En caso de tomar productos lácteos que sea de oveja o de cabra, y preferiblemente sólo dos o tres veces al día. "Consumimos calcio en exceso, lo que aumenta el riesgo de sufrir párkinson", apostilla.

   9.- Evitar los alimentos grasos, sobre todo las carnes y los productos de charcutería, acompañados de salsas.

   10.- La cocina al vapor suave es la mejor manera de preparar los alimentos, ya que permite mantener la temperatura por debajo de los 95 grados y evitar así la pérdida de calidad nutricional de los alimentos, conservando, por tanto, sus vitaminas, oligoelementos y fitohormonas sin deteriorar la fibra y los azúcares.

   "Es muy importante reducir la ingesta de productos lácteos. La proporción de productos vegetales respecto de los cárnicos debe ser de 80/20, y habría que beber tres grandes tazas de tisanas al día (tomillo, romero, té verde o chocolate sin leche). Antes de dormir no hay nada mejor que una manzanilla. El pan blanco es una de las causas fundamentales de nuestra mala salud", sentencia el experto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter