El ayuno intermitente aumenta el riesgo de diabetes

Ayuno, comer, plato y cubiertos
GETTY//BOPAV - Archivo
Publicado 21/05/2018 8:10:33CET

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   El ayuno cada dos días para perder peso perjudica la acción de la hormona reguladora del azúcar, la insulina, lo que puede aumentar el riesgo de diabetes, según datos presentados en Barcelona en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología (ECE) de 2018. Estos hallazgos sugieren que las dietas basadas en el ayuno pueden asociarse con riesgos para la salud a largo plazo y se debe analizar cuidadosamente antes de comenzar dichos programas de pérdida de peso.

   La diabetes tipo 2 es una epidemia mundial en crecimiento que a menudo se atribuye a una dieta deficiente y un estilo de vida sedentario, por lo que está estrechamente relacionada con la obesidad. El nivel de azúcar en la sangre está parcialmente regulado por la hormona insulina, producida por el páncreas. Si los niveles de insulina son demasiado bajos o el cuerpo se vuelve resistente a sus efectos, los resultados de diabetes tipo 2 y los niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar problemas de salud graves, incluidos daño cardiaco, renal y ocular.

   Además de las estrategias médicas utilizadas para tratar la diabetes tipo 2, también se aconseja a los pacientes que realicen cambios en su estilo de vida y dieta para perder peso. Recientemente, las dietas de ayuno intermitente han ganado popularidad general para la pérdida de peso, sin embargo, la evidencia sobre su éxito ha sido contradictoria y hay una falta de conocimiento y debate sobre sus efectos potencialmente nocivos a largo plazo para la salud.

   Investigaciones previas también han demostrado que el ayuno a corto plazo puede producir moléculas llamadas radicales libres, que son químicos altamente reactivos que pueden causar daño al cuerpo en una célula y pueden estar vinculados con la función del órgano, el riesgo de cáncer y el envejecimiento acelerado.

DAÑOS EN EL PÁNCREAS Y ALTERACIÓN DE LA FUNCIÓN DE LA INSULINA

   Para investigar si una dieta de ayuno intermitente también podría generar radicales libres dañinos, Ana Bonassa y sus colegas, de la Universidad de Sao Paulo en Brasil, examinaron los efectos del ayuno cada dos días sobre el peso corporal, los niveles de radicales libres y la función insulínica de ratas adultas normales, durante un periodo de tres meses.

   Aunque el peso corporal de las ratas y la ingesta de alimentos disminuyeron como se esperaba durante el periodo de estudio, la cantidad de tejido graso en su abdomen en realidad aumentó. Además, las células del páncreas que liberan insulina mostraron daño, con la presencia de mayores niveles de radicales libres y también se detectaron marcadores de resistencia a la insulina.

   Ana Bonassa comenta: "Este es el primer estudio que demuestra que, a pesar de la pérdida de peso, las dietas de ayuno intermitente pueden dañar el páncreas y afectar la función de la insulina en personas sanas normales, lo que podría provocar diabetes y problemas de salud graves".

   Los investigadores ahora planean analizar cómo esta dieta afecta al páncreas y la función de la insulina. Hay muchos informes contradictorios sobre los beneficios y las desventajas, y muchos tipos diferentes de dietas de ayuno intermitente. Aunque estos datos se obtuvieron en ratas de peso normal que obtuvieron efectos positivos sobre el aumento de peso y la ingesta de alimentos, los resultados sugieren que a largo plazo puede causar daño y que se necesita más investigación para evaluar cómo puede afectar a las personas, particularmente a aquellas con problemas metabólicos.

   "Deberíamos considerar que las personas con sobrepeso u obesidad que optan por dietas de ayuno intermitente pueden tener resistencia a la insulina, por lo que, aunque esta dieta puede conducir a una pérdida de peso rápida y temprana, a largo plazo podría haber efectos potencialmente dañinos para su salud, como el desarrollo de la diabetes tipo 2", advierte la doctora Bonassa.