Causaron 45.874 casos de enfermedad

En 2015 se notificaron 4.362 brotes por intoxicación alimentaria en Europa

Huevos
FLICK/UNIVERSITY OF THE FRASER VALLEY
Publicado 17/12/2016 9:20:37CET

   MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   En 2015 se reportaron a los organismos sanitarios europeos 4.362 brotes por intoxicación alimentaria, que causaron 45.874 casos de enfermedad, según se desprende de del último informe anual de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) sobre las enfermedades zoonóticas.

   La causa más común de brotes fue Salmonella asociada con el consumo de huevos. Sin embargo, el número de brotes de Salmonella ha disminuido un 41% desde 2010, destaca el informe que se ha realizado con datos de los 26 Estados miembros, y que incluye, además de brotes de origen alimentario, los de origen hídrico. Además, se notificaron 50 brotes fuera de los Estados miembros de la UE.

   En cuanto a los casos de enfermedad (45.874), comparación con 2014, el pasado año se han producido 209 casos más, además de 3.892 hospitalizaciones (2.546 menos que 2014) y 17 muertes (10 menos que 2014). Mientras que la tasa global de notificación de brotes de origen alimentario en la UE fue de 0,95 por 100.000 habitantes, lo que representa una ligera disminución en comparación con los datos proporcionados para 2014.

   La mayoría de los brotes notificados en 2015 fueron causados por agentes bacterianos (33,7% de todos los brotes), en particular Salmonella (21,8% de todos los brotes) y Campylobacter (8,9% de todos los brotes).

   Las toxinas bacterianas ocuparon el segundo lugar entre los agentes causantes de los brotes en los alimentos, y los relacionados con un origen hídrico fueron el 19,5% de los brotes totales, mientras que los virus, los más frecuentemente reportados en 2014, representaron el 9,2% de los brotes totales en 2015. Además, para un tercio de los brotes notificados (34%) el agente causal permaneció desconocido.

EL ORIGEN DE LOS BROTES

   En 422 brotes, que representan el 9,7% del total de brotes transmitidos por alimentos reportados en 2015, el vínculo con el vehículo sospechoso implicado de producir el brote se establecía sobre la base de pruebas sólidas.

   Así, el alimento implicado en la intoxicación era en su mayoría de origen animal, en particular huevos o ovoproductos y carne de cerdo (ambos representan el 10% de todos los fuertes brotes con evidencia); el sigue la carne de pollo (9%) y el queso (8%), seguido de pescado y productos de pescado (7%); leche y productos lácteos (5%), carne bovina (4%) y crustáceos (3%).

   Por otro lado, el informe destaca que la salmonela en los huevos ha seguido siendo el pasado año un problema de salud pública. En 2015, la salmonela en los huevos se asoció con el mayor número de brotes transmitidos por alimentos y se encontraba entre las 5 combinaciones de alimentos patógenos, teniendo en cuenta el número total de casos de enfermedad y hospitalizaciones. No obstante, el número de brotes notificados causados por salmonella asociados con el consumo de huevos y ovoproductos ha ido disminuyendo en los últimos cinco años.

   Los hogares fueron los lugares de exposición más frecuente. En el caso de los brotes de origen alimentario, la salmonella fue el agente más frecuente notificado en los hogares privados, mientras que las toxinas bacterianas -distintas de las toxinas de 'C. botulinum'-, el calicivirus y otros agentes causales se notificaron más frecuentemente en lugares públicos como bares, restaurantes y pubs.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter