DURANTE LA INFANCIA, ADOLESCENCIA Y JUVENTUD

Los niños que nacen por cesárea tienen más riesgo de obesidad

Cesárea
ASTAFFOLANI/WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 09/09/2016 13:14:11 CET

   NUEVA YORK, 9 Sep. (Reuters/EP) -

   Investigadores del Brigham and Women's Hospital y la Harvard Medical School en Boston (Estados Unidos) han observado que los niños nacidos por cesárea podrían tener mayores probabilidades de desarrollar obesidad que quienes nacen por parto vaginal, según los resultados de un estudio publicado en 'Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine'.

   El trabajo analizó datos de 22.068 niños nacidos de 15.271 mujeres, incluyendo 4.921 partos por cesárea, y mostró como las mujeres que daban a luz por cesárea también eran más propensas a tener sobrepeso o desarrollar otras complicaciones como diabetes o hipertensión durante el embarazo, en comparación con las que tuvieron partos vaginales.

   Pese a tener en cuenta estos factores durante la gestación, han visto como la cesárea se asocia a un aumento del riesgo de obesidad de los niños del 15 por ciento, que se prolonga hasta que llegan a la adolescencia y la juventud.

   "Yo esperaba que después de controlar estos factores, la asociación entre el parto por cesárea y la obesidad infantil podía desaparecer por completo, pero no fue el caso", ha reconocido Jorge Chavarro, uno de los autores del estudio.

   Del mismo modo, incluso dentro de una misma familia los niños nacidos por cesárea eran un 64 por ciento más propensos a ser obesos que sus hermanos si estos nacían por parto vaginal.

   Aunque los partos por cesárea son recomendados para prevenir lesiones en el feto que incluso pueden ser mortales, hay estudios que muestran un mayor riesgo de estos recién nacidos a desarrollar problemas crónicos como el asma, la diabetes o la obesidad.

   En este trabajo hicieron un seguimiento de los niños del estudio desde 1996, cuando los niños tenían entre 9 y 14 años de edad, hasta el año 2012, cuando la mayoría de los participantes tenían ya más de 20 años, e incluso rozando los treinte.

   De todos ellos hicieron un seguimiento de su peso y altura, al igual que de sus madres, si bien una de las limitaciones del estudio era que no tenían datos del motivo de la cesárea. Asimismo, los investigadores tampoco tienen claro por qué la probabilidad de desarrollar obesidad sea mayor.

POSIBLES HIPÓTESIS

   Una de las hipótesis es que los bebés que nacen por cesárea no se exponen a algunas bacterias presentes en el canal del parto que les pueden ayudar a desarrollar su sistema inmunológico y evitar la obesidad y otras patologías.

   Pese a ello, los resultados muestran la evidencia epidemiológica más fuerte hasta la fecha de que las cesáreas pueden causar obesidad, según ha destacado Jan Blustein, investigador de la Universidad de Nueva York que no participó en el estudio.

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que las cesáreas no deberían representar más del 15 por ciento de los partos pero, según lamentan muchos autores, actualmente en muchos países desarrollados la tasa de estas intervenciones duplica esas recomendaciones.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.