Mitos y falsas creencias

¿Qué sabes de las cataratas?

Ojo, ocular
GETTY//ALBERTO FABIANI
Actualizado 11/01/2016 12:08:18 CET

   MADRID, 11 Ene. (INFOSALUS) -

   La catarata es una enfermedad crónica asociada al proceso de envejecimiento. El paulatino aumento de la esperanza de vida ha provocado un aumento sustancial de la prevalencia de cataratas. Según explican a Infosalus los doctores Enrique Santos y Mercedes Serrador, del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Clínico San Carlos de la Comunidad de Madrid, la catarata puede definirse como la disminución de la agudeza visual provocada por la opacificación del cristalino y habitualmente se presenta de manera bilateral.

   "La opacidad provoca que la luz se disperse dentro del ojo y no se pueda enfocar en la retina, creando imágenes difusas. Es la causa más común de ceguera tratable con cirugía", señala el doctor Santos.

   Las cataratas generan problemas para apreciar los colores, cambios de contraste y actividades cotidianas como conducir, leer, etc. y los síntomas más destacables son visión borrosa y en ocasiones doble; molestias ante la exposición a la luz (fotofobia); modificaciones frecuentes en la graduación de las gafas; molestias a la hora de conducir por la noche; y una mejoría de la visión de cerca (aparición de miopía).

¿CON QUÉ RAPIDEZ SE DESARROLLAN LAS CATARATAS?

   La rapidez con la que se desarrolla una catarata dependerá del individuo y puede variar incluso entre los dos ojos. La mayor parte de las cataratas asociadas con el proceso de envejecimiento progresan gradualmente a lo largo de un período de varios años.

   Otras cataratas, especialmente en individuos más jóvenes y en personas que padecen diabetes, pueden progresar de forma rápida en un período de unos cuantos meses dando lugar a un deterioro en la visión. No es posible determinar la rapidez con la que se desarrollará una catarata en una persona determinada.

   "Hasta ahora, el único tratamiento curativo es el quirúrgico, que ha mostrado ser altamente coste-efectivo. La cirugía de la catarata es una intervención breve, indolora, de bajo riesgo anestésico y de recuperación rápida. Consiste en el reemplazo del cristalino opaco por una lente intraocular y, generalmente, se efectúa bajo anestesia local sin necesidad de hospitalización", señalan los oftalmólogos.

CUANDO LAS CATARATAS NO SON EL PROBLEMA

   El tipo más común de catarata está relacionado con el envejecimiento natural del ojo. Algunas otras causas de cataratas son la herencia genética familiar, problemas médicos como la diabetes, lesiones en el ojo, medicamentos como los esteroides, una exposición a largo plazo a los rayos del sol sin usar protección o una cirugía ocular previa.

   "Un examen minucioso de la vista efectuado por su oftalmólogo puede detectar la presencia y la gravedad de una catarata, además de cualquier otro padecimiento que pudiera estar ocasionando una visión borrosa o alguna otra molestia", señala la doctora Serrador

   Además de las cataratas, puede haber otras razones por las que se presente una disminución en la capacidad visual, en particular problemas relacionados con la retina o con el nervio óptico. Si estos problemas existen, es posible que no se consiga una visión perfecta aun cuando se elimine la catarata.

   Si tales padecimientos son muy severos, es posible que la eliminación de la catarata no ofrezca ninguna mejoría en la visión. El oftalmólogo puede informar acerca del grado de mejoría que se puede esperar en cada caso.

FALSAS CREENCIAS O MITOS SOBRE LAS CATARATAS

   Los oftalmólogos Santos y Serrador comparten con Infosalus algunas creencias sobre la formación y tratamiento de esta enfermedad:

   1. Productos que pueden 'disolver' las cataratas: las cataratas no son una 'sustancia' que pueda disolverse.

   2. Las tareas que requieren emplear la vista de cerca como leer o coser empeoran las cataratas: las cataratas no están causadas por cómo las personas utilicen sus ojos. Sin embargo, las cataratas podrían hacerse más evidentes durante el trabajo que requiere de visión de cerca. Un signo de una catarata es la necesidad de más luz para hacer las mismas actividades bien.

   3. Curas alternativas a la cirugía: no existen medicamentos, suplementos alimenticios, ejercicios ni dispositivos ópticos que hayan demostrado su utilidad para evitar o curar las cataratas.

   4. Sol y salud ocular: la protección contra la luz solar excesiva puede ayudar a prevenir o retardar la progresión de las cataratas. Las gafas con filtro solar ultravioleta (UV) ofrecen la protección necesaria.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter