Cómo remediar los edemas en las personas mayores

EDEMA, HINCHAZON MAYORES
GETTY
Publicado 13/07/2018 8:14:04CET

MADRID, 13 Jul. (EDIZIONES) -

Los edemas son un exceso o acúmulo de líquido en algún órgano o tejido que luego puede ofrecer aspecto de hinchazón. Se puede ver sobre todo en las piernas y es muy frecuente en ancianos porque tienen muchas comorbilidades y enfermedades asociadas.

Según Sanitas, la sensación de piernas cansadas, de hormigueo y de pesadez son síntomas que se asocian al edema o una hinchazón de los miembros inferiores. "Estos síntomas se dan con frecuencia entre las personas mayores y, sobre todo, entre las mujeres, debido a una dolencia en el sistema linfático y el circulatorio", subraya.

Igualmente, añade que en las zonas del cuerpo en las que la gravedad hace más difícil el retorno de la sangre al corazón el sistema puede dejar de funcionar como debería provocando que la sangre fluya de forma más lenta y se acumule en las piernas.

"Además, al llegar a cierta edad también pueden surgir complicaciones en el sistema linfático haciendo que se produzca una retención de líquidos en las extremidades inferiores. El sobrepeso, la vida sedentaria, la toma de ciertos medicamentos o los cambios hormonales durante la menopausia son factores que también favorecen la hinchazón de las piernas en las personas mayores", explican.

En este sentido, la geriatra del Hospital de Guadarrama (Madrid) Gemma Domínguez, indica que los edemas suelen producirse de dos formas distintas: "El primero aparece de forma brusca, suelen ser unilaterales, en una pierna, y se originan por una trombosis venosa profunda, es lo más frecuente; y luego los crónicos, los más frecuentes, asociados a enfermedades sistémicas como la enfermedad hepática o renal y la insuficiencia cardiaca, que es la más frecuente. En los muy mayores también hay que tener en cuenta la malnutrición que también los produce".

QUÉ SE PUEDE HACER PARA REMEDIARLO

La experta del Hospital de Guadarrama señala a Infosalus que el tratamiento suele estar dirigido a cada enfermedad que pueda producir ese edema. Por ejemplo, cita el caso de aquellos ancianos con insuficiencias cardiacas, a los que se les dará diuréticos, así como en aquellos que padezcan de enfermedad renal y de enfermedad hepática.

Asimismo sugiere una serie de medidas generales, como el empleo de medias de compresión, colocar las piernas en alto, evitar el deterioro funcional, así como la sal de las comidas.

Desde Sanitas para remediar la hinchazón aconsejan:

.- Evitar que la persona mayor pase mucho tiempo sin moverse de pie o sentado en la misma postura.

.- Es conveniente que realice actividades que estimulen el bombeo de la sangre en las extremidades inferiores como salir a andar, la natación o el aquagym.

.- Comprobar que las prendas de vestir como calcetines, medias o pantalones no ejercen presión en la zona.

.- A la hora de dormir elevar la zona de las piernas unos 15 centímetros mediante almohadas o levantando la parte inferior de la cama.

.- Evitar la sal en su dieta, ya que favorece la acumulación de líquidos, y procura que sea rica en fibra y verdura.

.- En la ducha alternar el agua tibia y el agua fría en las piernas para tonificar y relajar los vasos sanguíneos.

.- Realizar masajes circulatorios diarios desde el tobillo a los muslos.

"Y sobre todo, consulta siempre con el médico antes de realizar cualquier tipo de tratamiento para que pueda valorar el estado del edema, descartar problemas graves y proporcionar el mejor cuidado para cada caso en concreto", sentencian.