Contador

Presbifonía, 7 pautas para prevenir el envejecimiento de la voz

Voz mayores, señor
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / CHIOSEA_ION
Publicado 17/11/2017 8:23:45CET

   MADRID, 17 Nov. (EDIZIONES) -

   Las células, los tejidos, y en general cualquier estructura del cuerpo humano envejece. Es un hecho natural. El sistema fonatorio, formado por laringe, sistema respiratorio y sistema ariculatorio o resonancial, no se escapa a esta ley natural, y también tiene fecha de caducidad. Este fenómeno de envejecimiento de la voz se llama 'presbifonía' y por él vamos a pasar todas las personas.

   Así lo explica en una entrevista con Europa Press la logofoniatra del Quirónsalud San José (Madrid), Judith Wuhl de Carli, quien señala también que este envejecimiento de la voz se aprecia, por ejemplo en que, de igual forma que el resto del cuerpo, las articulaciones de la laringe van perdiendo movilidad, los músculos pierden elasticidad, así como la masa muscular.

   "La lubricación del cuerpo (tanto en mujeres, como en hombres) con el paso del tiempo también se altera, y los cartílagos pueden osificarse. También sufren cambios los articuladores del sonido: lengua, boca, labios, maxilar inferior y velo del paladar. Esto no ayuda a la inteligibilidad del mensaje. La sensibilidad auditiva también puede alterarse, por lo que el control auditivo se pierde", señala la especialista.

   Es más, indica que, sumados a estos procesos, que son fisiológicos, aparecen otros cambios como los sociales. "Es una época en donde o por la muerte del cónyuge o la ida de los hijos de la casa materna, por la jubilación, o por todo lo anterior simultáneamente, la comunicación social se merma muchísimo, y por lo tanto el habla también. Algunos de nuestros mayores pueden pasar muchas horas, incluso días, sin utilizar la voz", lamenta.

   Además, pone el ejemplo de profesores o docentes ya jubilados que dicen tener la voz peor que cuando estaban en activo, con sobrecarga de trabajo vocal. "El sistema respiratorio, además de la falta de elasticidad de los tejidos, sufre un descenso en la capacidad vital porque nuestra actividad física disminuye, con lo cual nuestro aire respiratorio es menos potente. Es como si en el coche usáramos una gasolina de poca calidad o adulterada que hiciera perder efectividad al motor. Todo esto no ayuda en nada para mantener joven nuestra voz", añade la logofoniatra.

¿CÓMO VA ENVEJECIENDO LA VOZ?

   Wuhl de Carli indica que, de una manera paulatina, se van instalando en la voz variaciones en sus parámetros: en la intensidad, en la frecuencia y en el timbre, en la altura (voz aguda o grave); van cambiando las características de la voz de esa persona. En concreto, precisa que las características de la voz senil son: reducción de intensidad, ronquera, apereza, falta de firmeza, puede aparecer tremor, pérdida de aire en la emisión y por lo tanto agotamiento en el hablante, la agudización de la voz en el hombre, y el hablar puede llevar a una conducta de sobreesfuerzo a la persona.

   "Evidentemente no existe una fecha de caducidad. Aquí la genética de cada individuo tiene mucho que decir. El envejecimiento de la voz, como del cuerpo, tiene más que ver con el envejecimiento fisiológico que con el cronológico. Hablamos del envejecimiento de laringes sanas en personas no fumadoras ni bebedoras, en laringes sin cirugías a repetición o agresivas, laringes sin tratamientos químicos o radióticos, personas no usuarias de broncodilatadores, además de que los psicofármacos y los antihistamínicos tampoco ayudan", apostilla la especialista del Quironsalud San José.

   En general, destaca que los procesos de envejecimiento de la voz van de la mano de los cambios hormonales fisiológicos (menopausia y andropausia), y por eso muchas veces a las mujeres se les agrava la voz, mientras que a los hombres se les agudiza. "Nunca debemos olvidar que la laringe es un órgano sexual secundario. No es menos cierto que los profesionales que cuidan su voz pueden retrasar la fecha de envejecimiento", advierte.

EJERCICIOS QUE PUEDEN RETRASAR ESE ENVEJECIMIENTO

   Con todo ello, la doctora Wuhl sugiere que, cuando la disfonía ya está instalada, hay que recurrir primero a un médico especialista en Otorrinolaringología para que haga un buen diagnóstico, así como una descripción detallada de las estructuras y de su funcionamiento. "Si mi alteración vocal se debe a la presbifonía, lo único que puede hacer para recobrar mi función vocal es el entrenamiento con un especialista. Son muchos los ejercicios que existen, pero aunque parezcan sencillos deben ser realizados bajo supervisión", alerta la logofoniatra.

   Pero si todavía no ha tenido lugar esa alteración de voz, y sabiendo que más tarde o más temprano esto va a suceder, hay cosas, a su juicio fáciles, que se pueden hacer:

   1)Leer en voz alta.

   2)Cantar (con un profesor o en un coro, mejor).

   3)Beber al menos 2 litros de agua al día.

   4)Hacer gárgaras con agua con sonido intenso.

   5)Realizar actividad física.

   6)Decir trabalenguas a diferentes velocidades. Dará más fortaleza en los articuladores (lengua, labios, velo del paladar, maxilar inferior).

   7)En la ducha, para aprovechar la humedad, producir sonidos de pedorretas o sonidos del fonema /r/. También se puede cantar con pedorretas.

   "Debido al incremento de la esperanza de vida vienen a la consulta personas en edad de jubilación pero que todavía están en activo laboralmente. Esto agrega al cuadro antes descrito dos elementos: mal uso y abuso de la voz. Hay que ayudar a estas personas a disponer, con total comodidad de su voz. Siendo el habla y el lenguaje una de las conductas que nos diferencian de los animales debemos de luchar con capa y espada para que este maravilloso instrumento de la comunicación sea nuestro aliado siempre. Os digo que esta alteración vocal es absolutamente rehabilitable si la encaramos con profundidad y con compromiso", concluye la doctora Judith Wuhl de Carli.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter