Contador

Investigan el potencial contra el Alzheimer de medicamento para la diabetes

Una de cada tres personas será diagnosticada de Alzheimer
UNIVERSIDAD DE LANCASTER
Publicado 02/01/2018 8:35:31CET

   MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un medicamento desarrollado para la diabetes podría usarse para tratar el Alzheimer después de que científicos hayan descubierto que "revierte significativamente la pérdida de memoria" en ratones a través de un triple método de acción. La investigación, publicada en 'Brain Research', podría aportar mejoras sustanciales en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer mediante el uso de este fármaco creado originalmente para tratar la diabetes tipo 2.

   El investigador principal, el profesor Christian Holscher, de la Universidad de Lancaster, en Reino Unido, señala que el nuevo tratamiento "promete ser desarrollado como un nuevo tratamiento para los trastornos neurodegenerativos crónicos como la enfermedad de Alzheimer". La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia y se espera que las cifras aumenten a dos millones de personas en el Reino Unido para el año 2051, según la Sociedad británica de Alzheimer, que financió parcialmente el estudio.

   El doctor Doug Brown, director de Investigación y Desarrollo de la Sociedad de Alzheimer, apunta: "Sin nuevos tratamientos en casi 15 años, debemos encontrar nuevas formas de combatir el Alzheimer. Es imperativo que exploremos si los medicamentos desarrollados para tratar otras afecciones pueden beneficiar a las personas con Alzheimer y otras formas de demencia. Este enfoque de la investigación podría hacer que sea mucho más rápido obtener nuevos medicamentos prometedores para las personas que los necesitan".

   Y añade: "Aunque hasta ahora los beneficios de estos fármacos 'triple agonista' solo se han encontrado en ratones, otros estudios con medicamentos diabéticos existentes como la liraglutida han demostrado ser realmente prometedores para las personas con Alzheimer, por lo que el desarrollo de este trabajo es crucial".

   Según los investigadores, esta es la primera vez que se usa un fármaco triple receptor que actúa de múltiples maneras para proteger al cerebro de la degeneración. Combina GLP-1, GIP y Glucagón, que son todos factores de crecimiento. Se ha demostrado que los problemas con la señalización del factor de crecimiento están alterados en los cerebros de los pacientes con Alzheimer.

   El estudio utilizó ratones APP/PS1, que son roedores transgénicos que expresan genes mutados humanos que causan la enfermedad de Alzheimer. Se han detectado esos genes en personas que tienen una forma de Alzheimer que puede heredarse. En este trabajo, se trató a ratones transgénicos envejecidos en etapas avanzadas de neurodegeneración.

MEJORAS EN EL APRENDIZAJE Y LA MEMORIA

   En una prueba de laberinto, los investigadores detectaron grandes mejoras en el aprendizaje y la formación de la memoria gracias al medicamento, que también proporcionó mejores niveles de un factor de crecimiento cerebral que protege el funcionamiento de las células nerviosas y redujo la cantidad de placas amiloides en el cerebro vinculadas con la enfermedad de Alzheimer. Además, disminuyó la inflamación crónica y el estrés oxidativo y ralentizó la tasa de pérdida de células nerviosas.

   El profesor Holscher subraya: "Estos resultados muy prometedores y demuestran la eficacia de estos novedosos fármacos de receptores múltiples que originalmente se desarrollaron para tratar la diabetes tipo 2, pero que han mostrado efectos neuroprotectores consistentes en varios estudios". "Los estudios clínicos con una versión anterior de este tipo de fármaco ya mostraron resultados muy prometedores en personas con enfermedad de Alzheimer o con trastornos del estado de ánimo", añade.

   Y continúa: "Aquí mostramos que un novedoso fármaco de triple receptor promete ser un tratamiento potencial para el Alzheimer, pero se deben realizar más pruebas sobre respuesta en función de la dosis y comparaciones directas con otros medicamentos para evaluar si este nuevo medicamento es superior a los anteriores".

   La diabetes tipo 2 es un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer y se ha visto implicada en la progresión de la patología. El deterioro de la insulina se ha relacionado con procesos degenerativos cerebrales en la diabetes tipo 2 y el Alzheimer, además de que la insensibilización de la insulina también se ha observado en el cerebro de pacientes de Alzheimer. La desensibilización podría desempeñar un papel en el desarrollo de trastornos neurodegenerativos, ya que la insulina es un factor de crecimiento con propiedades neuroprotectoras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter